COLUMNISTAS,

Entre lo disruptivo y lo destructivo

Compartí este articulo en:

Hola amigos lectores. En la Provincia de Misiones, la educación disruptiva no solamente es ley, sino que también comienza a cobrar forma en las aulas inauguradas recientemente en la ciudad de Posadas.

Para quien le interese y no sepa, disruptivo es un término que proviene del inglés “disruptive”, que se utiliza para nombrar a aquello que produce una ruptura brusca. Una tecnología disruptiva es una innovación que genera la desaparición de productos o servicios que, hasta entonces, eran utilizados por la sociedad.

La Escuela de Educación Disruptiva es una propuesta de la Provincia de Misiones para todas aquellas personas interesadas en construir una educación diferente. Se presenta con elementos de un nuevo modelo educativo que abarca áreas multidimensionales.

Solemos asociar el pensamiento disruptivo al empoderamiento de la imaginación, incluso a la invención. Una disrupción es aquello que produce una interrupción brusca.

Asimismo, por ejemplo, el grupo de trastornos del comportamiento característicos de niños y adolescentes son definidos también por la presencia de estas conductas continuas, donde se incluye todo tipo de proceder hostil y desafiante hacia cualquier tipo de figura de autoridad.

Ahora bien, siguiendo esa línea disruptiva, el grupo empresarial al que pertenezco, “NO CAMBIEMOS”, no se quiere quedar atrás. Entonces hemos creado la política destructiva en reemplazo de la disruptiva. Este nuevo movimiento, imaginativo e innovador, nace de la unión de los correligionarios de la Unión Cívica Radical y el partido del compañero y socio Ramón Puerta, para integrar el frente “con qué cara salimos a proponer cambiar Misiones”. Ahora no se llamará “Cambiemos”, sino “Juntos por el Cambio” o “aglomerado y yerbatero cambio” o algo así. En síntesis, la misma mierda con distinto olor, porque el refresh se viene de la mano de Ramón, para el cambio, el vuelto, el retorno y todo lo que ya vivimos.

En efecto, hoy podemos ver como los amigos radicales se abrazan con su “límite” Ramón Puerta, al irresistible grito de “todos unidos triunfaremos”, y cómo Ramoncito y el Humberto Schiavonni, luego de años de separación se vuelven a juntar en afable sociedad.

En este entorno, la política del cambio -o del vire- está dispuesta al ¡Dale nomás, que allá en el horno se vamos a encontrar! como dijo y perpetuó en el tiempo Enrique Santos Discépolo. Algo así como traer a Misiones el cambalache del NO cambio. La ecuación sería, más inflación, más desocupación, endeudar a la Provincia, hacer negocio para las financieras, un poco más ajustes y otras “yerbas”, porque hasta ahora nuestro amarillo gobierno es solamente eso.

En este sentido y para ser claro, la política disruptiva se da porque el radicalismo rompió su límite de tolerancia política, sus ideas y sus valores, con tal de lograr unos “puestitos” en las listas, aunque en el apuro se olvidaron de hacer la “convención”.

Así como está claro que los correlicueras “radichetas” no tienen límites, nuestra capacidad de asombro tampoco. El domingo 3 de marzo, Mauricio -el mártir- despidió a su padre con estas palabras: “Se va una persona que predicó con el ejemplo del esfuerzo y del trabajo. Despedimos a alguien que fue muy generoso con sus amigos, y disfrutó de la vida hasta el último momento. Gracias,  Franco”.

Pero el domingo pasado, el filoso, áspero y agudo periodista, Luis Majul, consultó a nuestro “patriota del ocio” sobre la participación de Franco Macri en la denominada causa de los cuadernos. Fue cuando el mandatario meditó: “Era un delito, y él era parte de un sistema en el que se vio extorsionado por el kirchnerismo”. La formula de echarle la culpa al muerto es mas vieja que la prostitución, pero hay que ser hijo de un tren con cuatrocientos vagones de pu.as para largar una cosa así.

Mientras tanto, la otra tilinga anda por Cuba con la nena enferma y subiendo videos, “angá” ella… En esta disyuntiva política transita hoy el electorado nacional. Con una Cristina políticamente vigente por conveniencia, con nuestro movimiento NO CAMBIAMOS NADA en caída libre y con una Alternativa Federal menos emergente que la Venezuela de Maduro.

Entonces amigos votantes, “más que tus soles quieren tu espanto y muchas penas para su canto”, les digo con total sinceridad: ustedes buscaban la libertad y ahora ¿cómo huir de esta prisión?

Como siempre amigas y amigos, del otro lado de la reja esta la realidad, de este lado también esta la realidad, lo único irreal es la reja.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*