ECONOMIA, Ultimas Noticias

En un contexto adverso, el negocio de la caña pelea por resistir más allá del 1º de agosto

En un contexto adverso, el negocio de la caña pelea por resistir más allá del 1º de agosto
Compartí este articulo en:

Desde la empresa Cachapé con más de 30 años en el mercado, afirmaron que la suba del dólar y la inflación provocaron una baja en las ventas. Sin embargo, la tradición de los tres traguitos el 1º de agosto se mantiene firme año a año.

Hay que pasar agosto, con tres traguitos de caña con ruda en ayunas. Esta tradición que se mantiene con los años y se pasa de generación en generación, mantiene vivo en estas fechas el negocio de venta de caña en la región, que resiste en el caso de las pequeñas empresas, la invasión publicitaria y de marketing de las grandes marcas de bebidas alcohólicas.

La firma Cachapé, con más de 30 años en el mercado, es un ejemplo de ello. Javier Vera, su propietario, a tono con la situación de muchos comerciantes y empresarios en la provincia, aseguró que el contexto económico va en detrimento del crecimiento y la expansión de estas pequeñas firmas.

“En estas fechas se vende bien, el producto está en la góndola del supermercado, pero cuando pasa el 1º de agosto, somos un producto más, allá abajo, que tiene que competir con cervezas, y otras bebidas muy publicitadas”.

Precisó que este año fue difícil para la bebida alcohólica porque hubo un incremento en los costos, propio de la inflación, insumos que se incrementaron con la suba del dólar, al mismo ritmo, sumado a una suba en el precio del producto del 30 por ciento aproximadamente, lo que provocó por lógica, que las ventas mermaran.

El empresario, que a lo largo de estos años en el rubro vivió varias crisis en el país, se lamentó de tener que repetir experiencias porque no solo la siente la firma, sino el empleado, sostuvo. Con resignación, indicó sin embargo, que aunque no vislumbra una salida en el mediano plazo, no queda más alternativa que “aguantar”, porque la otra es desaparecer.

 

La tradición de los tres tragos para ahuyentar los males

Existe una tradición milenaria que afirma que tomar tres tragos de caña con ruda cada 1º de agosto aleja los maleficios, trae salud y suerte. El ritual sigue algunos puntos, entre ellos se destaca que es ideal ingerir la bebida con tres tragos, al despertar en la mañana y en ayunas; o que es mejor beberla con amigos; y en un solo trago.

Cabe destacar que la práctica de tomar caña con ruda es una tradición que se relaciona con las costumbres de los pueblos originarios de América, quienes ya habían reconocido en la ruda macho capacidades medicinales contra los parásitos y malestares gastrointestinales, como así también propiedades para calmar el ardor e irritación de picaduras de insectos; y que la creencia se fundamenta en que el mes agosto se producían muchas muertes en la población y el ganado, resultante del intenso frío y las lluvias.

«Julio los prepara y agosto se los lleva” aseguraban según el reconocido dicho popular. Para poder sortear este difícil lapso, los pueblos originarios crearon un remedio natural que mezclaba esas capacidades medicinales que observaban en la ruda con la caña, sosteniendo que se debía tomar el 1º de agosto de cada año.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*