ECONOMIA, ENTREVISTAS,

“El mercado financiero está poniendo un freno de mano muy fuerte a la recuperación económica”

“El mercado financiero está poniendo un freno de mano muy fuerte a la recuperación económica”

Noticias Relacionadas

Compartí este articulo:

Hace apenas unas horas Misiones se convirtió nuevamente en la primera provincia en contar con el Presupuesto aprobado y, pese a las proyecciones negativas y un escenario nacional adverso, se mantiene intacto el modelo “misionerista” sostenido en un Estado presente. El ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, insiste en ese concepto, que incluye un record de recursos volcado a las áreas sociales, pero también un permanente contacto con el sector empresario para resolver demandas que se agudizan en tiempos de crisis. La reunión que acaba de concluir antes de recibir a Economis, es un poco de eso: más de una decena de empresarios de primera línea del transporte, la agroindustria y el sector servicios, nucleados en la Confederación Económica de Misiones, estuvieron más de una hora y media analizando escenarios y posibles medidas para potenciar la competitividad.

Safrán destaca el trabajo en conjunto con los diputados y los demás miembros del Gabinete para aprobar rápidamente el Presupuesto. “No quiero dejar de agradecer al presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, y a todos los Diputados que acompañaron con unanimidad la sanción general del presupuesto en la provincia para el año que viene. Quedó establecido el monto de 68.629 millones de pesos, corregido, mejorado digamos, enriquecido en favor de las sugerencias que fuimos haciendo en el seno de la comisión de Presupuesto, donde se incorporaron más recursos producto de la mayor inflación que va a haber el año que viene, es decir a más inflación va a haber más recaudación de impuestos. Cuando se presentó el proyecto de presupuesto en el mes de julio, la pauta de la inflación que el Gobierno nacional estaba previendo era del 17 por ciento para 2019, y en septiembre la pauta de inflación subió a 23. Eso generaba 3.095 millones de pesos más de recursos para el año que viene, pero a su vez había que restarle cerca de 800 millones de pesos del Fondo de la Soja, tanto para la Provincia como para los municipios, y cerca de 600 millones del subsidio al transporte que son los dos ítem que están confirmados que se eliminan del presupuesto nacional, y que, recibían las provincias para cuidar en este caso la tarifa de transporte y la distribución de obras de infraestructura. Esa suba y esa baja, hizo que el presupuesto terminara aumentado 1400 millones de pesos y que hoy tengamos este número de los 68.629 millones de pesos.

 

¿Cómo se distribuye, cuáles son las prioridades del gobierno misionero?

Es un presupuesto que tiene muchas virtudes, contiene un fuerte sostén a las áreas sociales. Si sumamos la educación, la salud pública, desarrollo social y desarrollo de la economía, totaliza el 74 por ciento de los recursos. Es muy relevante, más que nada en el contexto actual, donde tenemos que tener un Estado presente, que haga contención social, que cuide a los sectores más vulnerables, y que apuntale al desarrollo de la economía, porque en definitiva el desarrollo de la economía es la que permite generar puestos de trabajos. Así que es un presupuesto con destinos muy fuertes en las áreas sociales, un presupuesto equilibrado, no es un presupuesto con déficit, es un presupuesto que no tiene previsto tomar deuda, esto ha sido una distinción de la Renovación de los últimos 15 años, una provincia que se ha desendeudado. Justamente ayer salió un artículo, que habla que hay provincias que están muy complicadas por la devaluación, ya que sus deudas que están en dólares se han incrementado en un 40% y hay otro lote de provincias de 4 o 5, de entre ellas Misiones, que se encuentran prácticamente desendeudadas, es una gran virtud porque nos ubica mejor parados ante el contexto que se puede venir en los próximos.

¿Cómo fue el acuerdo de compensación de deudas con la Nación?

Misiones fue la primera que firmó, esto surgió porque la nación nos ofreció un acuerdo. Cuando surge el tema del bono, en realidad había provincias que decían “compensennos”, hay como 20 mil millones de Aportes del Tesoro Nacional que Nación los tiene acumulados sin distribuir desde 2015, entonces decían compensen los ATN contra la deuda de las provincias. Como eso a la Nación le cuesta porque presupuestariamente es una erogación que no la pueden hacer por más que no sacan plata ellos, dijeron que no. En la época de Cristina nos mandaban ATN contra la deuda, pero presupuestariamente para nosotros es un gasto, entonces no podían hacerlo y ofrecieron compensar el bono que recibimos del consenso fiscal, con la deuda de Nación. Primero estuvimos viendo si compensábamos otra deuda, con el Fondo Fiduciario, con el fondo de la ANSES, con CAMMESA, pero era más difícil porque no era deuda del Tesoro, lo que sí se podía compensar rápido era esto. Para mí era importante y le comenté al Gobernador. La verdad que fue un golazo y  todavía nos queda un saldo para cobrar 720 millones.

 

 

Más allá de las correcciones que ya se hicieron en el presupuesto provincial ¿se puede hacer una proyección en este escenario tan volátil de la economía nacional?

No, la verdad que es complicado, de hecho, si ustedes leen el artículo primero de la Ley de presupuesto, tiene un considerando muy fuerte donde deja muy claro que es una estimación de recursos y gastos, en un escenario nacional complejo, de una emergencia económica generada por el gobierno nacional, por el disparo del tipo de cambio, por la incertidumbre económica. No sabemos qué va a pasar con la inflación el año que viene, con la actividad económica, que son variables que se pueden llegar a no cumplir como están previstas. De hecho, si tomamos los presupuestos nacionales y las previsiones de los últimos dos años, no se ha cumplido ni cerca de lo que estaba previsto. Así que bueno el año que viene podría llegar a repetirse este escenario de que no se cumplan la pautas.

 

El Fondo Monetario acaba de decir que la Argentina va a volver a tener una caída en su economía el año que viene, o sea que empeoró las proyecciones…

Sí, el ministerio de Hacienda de la Nación preparó el presupuesto con una proyección de la caída de la actividad económica de medio punto y el Fondo Monetario está hablando de una caída del 1,6%. Puede ser que esto ocurra, por qué, porque cuales son los cuatro muestrarios de la economía: el sector externo, el consumo privado, la inversión y el gasto público. Y ninguno está mostrando signos de recuperación. Puede ser que el sector externo, de la exportación empiece a moverse mejor el año que viene, pero no va a ayudar a que la economía tenga un mejor desempeño, en el ámbito nacional. Cuando hablamos de la economía misionera, hagamos un paréntesis y después haremos ampliaciones, pero cuando hablamos de la macro economía nacional, el consumo privado no se va a recuperar, por lo menos no tienen perspectivas que se vaya a recuperar, la inversión privada, las empresas, no tienen tampoco tienen perspectivas que haya inversión privada, el gasto público se va a recortar con este ajuste que está haciendo la Nación para cumplir con esta meta del déficit cero, el sector externo podría ser el único sector que muestre un comportamiento positivo.

 

Hay quienes opinan que hay la posibilidad de un default, de la vuelta a un default en la Argentina. ¿Qué piensa usted en este momento?

Hay consultoras privadas extranjeras que plantean el posible escenario de un futuro default, ante el temor que son muchos los intereses de la deuda que tiene que pagar el Estado nacional el año que viene. Gran parte del déficit está provocado por el pago de estos intereses y podría haber una necesidad de reestructurar estos vencimientos. Yo particularmente creo que no, pero el temor puede estar fundado en cuanto a que en las previsiones de la Nación de eliminar el déficit primario, es decir déficit de ingresos y gastos, sin contar los intereses de la deuda. Con los intereses de la deuda el Estado queda con déficit y ese creo sea el temor que tienen estas consultoras.

Habló del sector externo. Estamos en vísperas de una nueva elección y Brasil influye mucho en la economía argentina. ¿Qué qué impacto puede tener para la Argentina?

Sigo de cerca el tema de Brasil, porque es un tema que afecta muy de cerca a la Argentina, así que creo que, si llega a ganar Jair Bolsonaro, con las medidas que viene anunciando que va a hacer, Brasil va a entrar también en el proceso recesivo, con lo cual no va a ayudar a la recuperación de la economía argentina. A veces, algún país tiene perspectivas no positivas para el año siguiente pero un hecho externo, hace que esto se revierta, bueno parecería que Brasil no nos va a ayudar en este sentido, porque creo que por lo menos a corto plazo Brasil también va a entrar en un programa de recorte económico y por lo pronto la economía brasileña no va a presentar signo de reactivación.

Mencionó recién que la economía misionera tiene una perspectiva distinta, una proyección distinta ¿por qué, cuál es el secreto de Misiones?

La economía misionera está bajo el paraguas de la economía nacional, no estamos ajenos de lo que le pase a nivel nacional, nos afecta lo negativo, las altas tasas de interés, hoy es imposible acceder al crédito bancario, con tasas de interés, decimos usurarias, porque pagar el descuento a un cheque, un crédito al descubierto, es hablar del 80 por ciento anual, lo que hace que ninguna empresa pueda financiarse, se corta la cadena de pago, se resiente la actividad económica. La gente no la está pasando bien eso también hay que reconocerlo, le está costando llegar a fin de mes, eso hace que caiga el consumo. Esos son los hechos negativos de la macroeconomía nacional que afectan a todo el país, incluido Misiones. Pero las economías regionales como Misiones, creo que tendremos también algunos eventos a favor, tenemos un tipo de cambio elevado, un tipo de cambio hoy competitivo, que está haciendo que el sector foresto industrial, el comercio de frontera, el tabaco, el té, parte de la yerba, el turismo, que son sectores muy vinculados a un dólar barato o alto, con este dólar alto, comienzan a tener un mejor comportamiento. Así que creo que por ese lado Misiones va a tener un buen comportamiento el año que viene. Acá habría que apostar a que la Nación, busque a través del Banco Central, medidas para atemperar el costo financiero, que creo que es el gran ancla que hoy tiene la economía argentina, para no levantar cabeza, o sea hoy, el mercado financiero está poniendo un freno de mano muy fuerte a la posible recuperación.

 

¿Más que a la inflación incluso?

Más que la inflación, la inflación la podemos ir acomodando, si tenemos inflación, aumentan los salarios, aumentan las jubilaciones y más o menos las variables se van a acomodando, pero cuando la actividad económica se contrae es muy difícil remarla.

 

¿Van a seguir programas tipo Ahora Misiones, que han tenido mucho éxito, destacado incluso por los empresarios, van a seguir el año que viene?

Creo que sí, la intención del gobernador Hugo Passalacqua es seguir con estos programas en la medida que puedan seguir siendo viables, esto no es casualidad es una medida de acompañar al sector privado, de ayudar al comercio local, para que puedan vender en este contexto que era muy desfavorable y ayudar a las familias misioneras para que puedan llegar mejor a fin de mes. Así que creo que son programas que trataremos que puedan estar vigentes, siempre con alguna variante, siempre con alguna modificación, adaptándonos a cada circunstancia.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*