COLUMNISTAS,

El affaire Lula da Silva y los Innombrables de Porto Alegre

Compartí este articulo en:

Si analizamos el historial de Lula da Silva, su trayectoria y sus logros para los habitantes de Brasil, podemos concluir que aquellos de Porto Alegre que lo condenaron merecen nuestro repudio  y es posible concluir que la historia los recordará como los innombrables de Porto Alegre para que nadie cometa las barrabasadas, estupideces, falacias, que cometieron: términos tan correspondientes a los innombrables de Porto Alegre.

Vale la pena recordar la figura de Lula y los que la ensalzaron:

  1. El ex presidente de Estados Unidos Barak Obama: lo llamó “el político más popular del planeta”, ensalzando su figura que debiera ser modelo para los políticos que buscan la adhesión del mundo.

Fue creada una trama siniestra destinada a impedir su elección como presidente de Brasil, tal como lo denunciar oportunamente el diario El Tiempo de España, tras una minuciosa investigación

El prestigioso diario francés I’Humanité  lo propone para el Premio Nobel de la Paz.   

  1. La Unión Sudafricana de Naciones  esperaban ansiosos a Lula para que los enseñara como fue realizado el milagro brasileño, cuyo viaje pué impedido por la justicia brasileña.
  2. La Organización de las Naciones Unidas –ONU. El Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidad (O.N.U.) solicitó a las autoridades brasileñas que tomen las medidas necesarias para respetar los derechos políticos de Luiz Inácio Lula da Silva como candidato a la presidencia de Brasil, así el político se encuentre en prisión. “El Comité pidió a Brasil que tome todas las medidas necesarias  para garantizar que Lula pueda usufructuar y ejercitar sus derechos políticos mientras está en la cárcel, como candidato en las elecciones presidenciales de 2018” refirió el organismo en un comunicado. Asimismo, el organismo también señaló que el candidato debe gozar de los mismos privilegios que el resto de los aspirantes a la Presidencia a pesar de encontrarse en prisión. Ello incluye tener acceso apropiado a los medios  y a conversaciones con los integrantes de su partido, agrega el informe.

La resolución emitida por el Comité de Derechos Humanos, la cual fue elaborada por expertos independientes, se sustenta en el hecho de que Luiz Inácio da Silva  se le respeten todos sus derechos de acuerdo a lo firmado en la convención de Derechos Humanos, la misma no evalúa si existe una violación por parte del ex presidente.

¡El tribunal de Apelaciones de Porto Alegre y el Tribunal Superior Tribunal Electoral hízo caso omiso a las recomendaciones de estas comisiones de la O.N.U.!  

Todas las encuestas dan a Lula como ganador absoluto si se hubiera presentado en elecciones limpias. El que lo vota es el pueblo brasileño y si no le permiten  elegir a la persona que dirigirá sus destinos, es posible concluir que la soberanía popular es un mito.. Analicemos de donde proviene el prestigio y la adhesión que tiene  Lula:

Durante su presidencia, entre 2003 y 2010, alrededor de 30 millones de brasileños se elevaron  por encima del umbral de la pobreza y se sumaron a la economía de mercado. Ese es un logro reconocido tanto por los partidarios  como los detractores de Lula, algo que aumentó su apoyo en el país.

Además, la mejora se hizo sentir en todo Brasil y llegó a  rincones que antes quedaban al margen de esos beneficios, mediante programas sociales que eran elogiados internacionalmente.

 Durante el mandato de Lula también hubo mejora en el sistema educativo y se crearon becas  para asegurar que los estudiantes más pobres tuvieran acceso a la educación.

CRECIMIENTO ECONÓMICO. Cuando Lula concluyó su mandato,  había una economía en auge, una tasa de desempleo inferior a la  de Estados Unidos o Alemania y un optimismo sobre el futuro de Brasil inédito en décadas.-

La nueva clase media accedía e mejores trabajos y salarios, alimentando el consumo. Todo esto sucedió en medio de un boom en los precios de las materias primas que impulsó la producción en Brasil  y toda América Latina, con creciente exportaciones, ingresos e inversiones. China descubrió el mineral de hierro, la carne y la soja de Brasil, entre otros productos.

Durante la presidencia de Lula, Brasil también descubrió  enormes reservas de petróleo en aguas profundas que aumentaron el optimismo económico y el valor de la petrolera estatal Petrobras, a la postre clave en el escándalo de corrupción que involucra a Lula y otros políticos.

Pero mientras duró la  bonanza, hubo suficiente riqueza para que Brasil escapara ilesa de la crisis financiera mundial: fue uno de los últimos países en entrar en recesión en 2008 y uno de los primeros en salir en 2009, sin que un  solo banco se hundiera.

LIDERAZGO Y ORGULLO NACIONAL. Lula pasó de vivir en extrema pobreza rural en el norte de Brasil (se dice que ni siquiera probó pan hasta los siete años) a presidir la mayor economía de América Latina.

Esa historia personal del ex obrero metalúrgico inspiró a su país y proyectó una imagen internacional que coincidía con la idea de “orden y progreso” en Brasil, como se lee en su bandera.  

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*