ECONOMIA, EN FOCO,

Del director financiero de Arauco a Wall Street: “En Argentina la situación económica es muy complicada”

Del director financiero de Arauco a Wall Street: “En Argentina la situación económica es muy complicada”
Compartí este articulo en:

El director financiero de Celulosa Arauco y Constitución -controlante de Arauco Argentina, la mayor empresa de Misiones-, trazó un panorama sobre las perspectivas del negocio para el 2019 en los principales países de la región en donde opera y a la hora de referirse a la situación del país la calificó como “muy complicada”.

“En Argentina la situación económica es diferente”, dijo Gianfranco Truffello a un grupo de analistas de Wall Street el 14 de marzo pasado, a quienes venía explicando la mejora paulatina del mercado interno brasileño en 2018 y los primeros 2 meses de 2019.

“El mercado ha permanecido muy difícil por la situación económica que es muy complicada y la demanda no está recuperándose”, explicó Truffello, sobre el panorama de las ventas de Arauco Argentina en el mercado interno.

Sin embargo, el ejecutivo explicó que no esperan perder dinero. “Esperamos tener márgenes positivos y demanda estable en productos de melamina”, señaló a los analistas que lo escuchaban en la habitual conferencia telefónica que se realiza cada tres meses para explicar los resultados del negocio y trazar las perspectivas a corto plazo.

Para luego reiterar “pero (el mercado) sigue siendo muy difícil por la situación económica de la Argentina”.

Los comentarios de Truffello a un grupo de analistas reflejan la preocupación y la mirada que un gigante global como Arauco tiene sobre la Argentina, un país que conoce sobradamente y en el que arrancó su expansión internacional como grupo en el año 1996. Inclusive el propio Truffello fue director financiero de la entonces denominada Alto Paraná a finales de los 90, cuando ya era controlada por los chilenos.

Un país que fue importante 

Si bien no se incluyen cifras desagregadas de Arauco Argentina, en el reporte del cuarto trimestre de todo el grupo, presentado por Truffello, se incluyeron algunas consideraciones sobre el negocio en el país, la coyuntura económica y el impacto de algunas medidas del gobierno de Macri.

Por ejemplo, Arauco Argentina tiene una deuda con entidades financieras por el equivalente a 28,2 millones de dólares que vencen durante el 2019. En el balance no se aclara en que moneda está ese pasivo. Se trata de un endeudamiento relativamente bajo para el tamaño del negocio de Arauco en la Argentina.

En el rubro “costo de las ventas”, Arauco explicó en su balance que tuvo una reducción a nivel global por la misma caída de las ventas (menos costos de carga).  Sin embargo, señaló que en el sub rubro “otros costos de ventas” se produjo un incremento de 86% debido a mayores previsiones de incobrabilidad y “a la implementación de impuestos a la exportación en Argentina en el cuatro trimestre”.

En referencia al impuesto de 4 pesos por dólar exportado que impuso el Gobierno Nacional para tratar de cumplir con el déficit cero acordado con el FMI y que generó un amplio rechazo en el sector forestal.

Como el Papa Francisco, evita a la Argentina

Arauco reconoce en sus presentaciones corporativas que la Argentina fue su “primer peldaño” en 1996 para una expansión global que la llevó a ser en la actualidad el segundo productor de pasta celulósica a nivel mundial. Sin embargo, hoy el país representa apenas una pequeña fracción de su negocio, que ahora tiene operaciones comerciales en medio mundo y modernas planta industriales en Chile, Uruguay, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá y Europa.

Como el Papa Fransisco, que visitó Paraguay, Chile o Brasil, pero evitó cuidadosamente venir a la Argentina, su país; Arauco hizo algo parecido.

Invirtió fuerte y creció en los últimos 15 años en toda la región, evitando cuidadosamente poner una nueva ficha en el país que lo catapultó a su exitosa expansión internacional. Acá solo realiza las inversiones mínimas para mantener la vieja planta de Alto Paraná, que empezó a funcionar en 1984. Mérito del kirchnerismo que combatió a este sector a caballo de un conflicto ambiental cuyos perjuicios nunca fueron comprobados, coinciden todos en el mundillo forestal.

La postura de Arauco hacia la Argentina se refleja también en la tasa de descuento que aplica a sus llamados activos biológicos, que son los bosques que tiene en Brasil, Chile, Uruguay y la Argentina.

En el balance debe asignarle un valor contable a estos bosques y para eso aplica una “tasa de descuento” mucho mayor para la Argentina -del 10,5%- que para el resto de los países: Chile 6,45%; Brasil 7,9% y Uruguay 6,9%.

¿Qué significa esto? Por explicarlo en términos sencillos, refleja que Arauco le atribuye un riesgo mucho mayor a su negocio en la Argentina que en el resto de los países de la región.

Un proyecto multimillonario en carpeta

Si bien los directivos de Arauco Argentina prepararon -al menos- un proyecto para construir una moderna planta de pasta celulósica que podría rondar un desembolso cercano a los u$s 2.000 millones, la realidad es que desde Chile no están nada entusiasmados y ven una eventual inversión como algo muy lejano. Ya en 2018 cuando arrancó la crisis financiera avisaron desde el otro lado de los Andes que no tenían pensado invertir en el país.

Los breves comentarios recientes de Truffello sobre la Argentina reflejan esta misma mirada, que es más o menos similar a la de cualquier multinacional con operaciones locales. Desde afuera ven un país en el cual todo parece circunscribirse a seguir trabajando, esperar a ver qué pasa y arriesgar lo menos posible.

 

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*