POLITICA, SALUD,

Degradan de categoría al Instituto de Medicina Tropical que pasará a depender del Malbrán

Degradan de categoría al Instituto de Medicina Tropical que pasará a depender del Malbrán
Compartí este articulo en:

El plan de ajuste del Gobierno nacional se cobró una nueva víctima: apenas siete años después de su puesta en marcha y pese a figurar con recursos en el presupuesto nacional, el presidente Mauricio Macri decidió bajarle el rango al Instituto de Medicina Tropical que funciona en Puerto Iguazú y que ahora será un apéndice del Instituto Malbrán, sin autonomía para investigar ni autarquía financiera.

La noticia cayó como un balde de agua fría en Misiones y especialmente en el ambiente de la salud y el estudio de enfermedades de la zona. “Es poner a uno de los tres institutos de medicina tropical que está in situ, en un ámbito tropical, no como un simple laboratorio, en un ámbito de dependencia inferior, dependiendo de un laboratorio centralizado, con toma de decisiones a nivel Buenos Aires, en investigaciones de las que Buenos Aires prácticamente no conoce casi nada. La posibilidad de equipamiento, de trabajo, desarrollo de antídotos, que tenía el Instituto, se van a diluir. Es parte del achique conceptual y real que tiene la salud para el Gobierno nacional”, definió apesadumbrado un funcionario de manejo diario de las cuestiones de salud. 

“Es desjerarquizar el INMET, pero se sincera como se piensa en Buenos Aires y la importancia que le dan a la ciencia”, aseguró otro especialista misionero.

El Gobierno provincial no estaba al tanto de la decisión de Macri y aunque el INMET tenía mucha relevancia para el estudio de enfermedades de la región, no puede hacer mucho más que lamentarse, ya que el organismo depende exclusivamente de la Nación.

Lo curioso es que el funcionamiento del INMET estaba incluido en el presupuesto para este año, con 26 millones de pesos, según había prometido el diputado nacional Luis Pastori.

Sin embargo, la noticia no debe sorprender demasiado, ya que el Presidente ya eliminó el ministerio de Salud y lo transformó en una secretaría, lo mismo que hizo ahora con la secretaría de Deportes, que se transformó en una agencia abierta al capital privado.

Hace apenas dos años, el entonces ministro de Salud -hoy secretario- Adolfo Rubinstein, aseguraba en la inauguración del instituto que “esta obra va a hacer una diferencia muy importante en la investigación en salud pública en la Argentina”.

“Yo provengo de la investigación y supera mis expectativas encontrarme con semejante instituto y capital humano, y la producción científica que han tenido aún en condiciones limitadas; no quiero imaginar lo que va a ser cuando inauguremos esto”, expresó Rubinstein tras recorrer distintos sectores de los casi 11 mil metros cuadrados cubiertos que totaliza el edificio enclavado en Puerto Iguazú. Ahora es el encargado de bajarle el rango.

El equipo de profesionales del Instituto Nacional de Medicina Tropical realiza investigaciones sobre las enfermedades tropicales más frecuentes en Argentina, sus causas, condiciones de transmisión, etc. Entre los hitos de los pocos años de funcionamiento, se creó la Red de Investigación de la Leishmaniasis en Argentina (REDILA) en 2005 por iniciativa de Oscar Daniel Salomón y María Gabriela Quintana; quedando la coordinación general a cargo del primero desde esa fecha.

Ahora mismo tienen entre sus proyectos de investigación el “Estudio de la interacción entre el virus hanta y la comunidad de roedores en Puerto Iguazú, a cargo de Isabel Gómez Villafañe y como co director a Daniel Salomón, quien es el responsable del INMET.

Ahora para poder seguir con esas investigaciones o encarar nuevas, deberá contar con el visto bueno y el presupuesto del Malbrán, lo que en la práctica, es una “degradación” del Instituto, explicó una especialista de la salud.

La transferencia del INMET al Malbrán comprenderá las unidades organizativas con sus acciones, créditos presupuestarios, bienes y dotaciones de personal vigentes, con sus respectivos niveles y grados de revista.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*