ENTREVISTAS,

Cristina Leiva: “En un caso de violencia se debe trabajar también sobre el agresor para evitar el femicidio”

Cristina Leiva: “En un caso de violencia se debe trabajar también sobre el agresor para evitar el femicidio”
Compartí este articulo en:

El proceso para reducir, prevenir, terminar con lo que la justicia llama “el circulo de violencia” en una familia, que hace que una mujer denuncie una, dos, tres, quince veces a su pareja o ex pareja por agredirla a ella o a sus hijos, es largo, complejo. Hasta no hace muchos años la mujer debía pedir permiso para trabajar. Los femicidios eran crímenes pasionales, y denunciar golpes o maltratos era exponerse a una condena social.

La ministra del Superior Tribunal de Justicia, Cristina Leiva, vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juezas de la Argentina, se refirió a estos cambios y a cómo la justicia se fue capacitando para juzgar con perspectiva de género, aunque admite que aún hay mucho camino por recorrer.  

“Los jueces son seres humanos, cuando empecé a estudiar derecho no hablábamos de género, no existía, todavía hablábamos de permisos del marido en el matrimonio para ejercer el comercio, entonces lo que tenemos que hacer es capacitarnos en forma permanente. Desde el Poder Judicial hace más de diez años que nos venimos capacitando para tener esta nueva mirada que nosotros llamamos juzgar con perspectiva de género. Es muy difícil, nosotros nos podemos equivocar, de hecho nos equivocamos”.

Aclaró que cuando se habla de perspectiva de género no se habla únicamente de capacitar a los hombres. “La mirada machista la tenemos mujeres y varones. Qué significa juzgar con perspectiva de género, significa advertir en un expediente judicial que los derechos y las obligaciones sean realmente igualitarios”.

Para prevenir casos de femicidios, que son cada vez más, o que se conocen cada vez más, ¿qué se puede hacer, qué podemos hacer como sociedad, qué puede hacer la justicia?

Yo cuando nos enteramos de un nuevo caso de femicidio como el de Fiorela, para mí fue una señal más de lo que tenemos que construir. Hay que trabajar en la prevención, porque cuando llega a la justicia quiere decir que ya la situación es compleja por distintos aspectos, pero el más importante es lo que nosotros llamamos círculo de violencia entre la víctima y el victimario. La víctima debe entender que eso que le está pasando, esa violencia que puede terminar con su propia vida no es normal. Por eso nosotros les explicamos a los jueces que no interesa que después la víctima se arrepienta, porque la víctima lo que quiere es conservar su familia, piensa en sus hijos, tiene una dependencia económica, entonces el proceso judicial debe continuar y la persona debe quedarse con antecedentes de tal manera que eso después sirva para que quede en un estado de detención.

Porque ustedes piensen que la amenaza de muerte en una situación de violencia familiar es gravísima, porque el componente psicológico tanto del atacante como de la víctima está vulnerado. Lo que yo propongo es trabajar entre todos como sociedad, empezando con la educación. Nosotros como sociedad tenemos que excluir y no permitir que en nuestra presencia ocurran hechos de violencia.

Cuando reciben los casos, las denuncias, ¿Se trabaja sobre el agresor, la parte psicológica para que esto no termine en un femicidio?

Nuestra propuesta es esa. Porque las parejas que tienden a volver o tienen que continuar en contacto por sus hijos, necesitan contención psicológica, tarea comunitaria. Ahora estamos bregando para que se dicten otras medidas. Es decir, llevarlo a un centro de trabajo social, a un hospital a ver como vienen las mujeres golpeadas. El agresor tiene que entender que lo que está haciendo está mal.

La Ministra opinó asimismo, que tomar una exposición en la Comisaría de la Mujer o en cualquier dependencia en una caso de violencia es erróneo.

“Cuando la policía le dice le voy a tomar una exposición, la gente debe negarse y pedir que le tomen la denuncia. Porque el Estado no puede merituar la gravedad de la situación. Toda la capacitación que se hace, la policía está capacitada, conoce muy bien su trabajo, apunta a esto. Deben tomarse denuncias. Si la policía no quiere tomarle la denuncia la persona puede acudir a las Fiscalías o a los Juzgados de Paz”.

(TDM, Canal 12)

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*