ENTREVISTAS, POLITICA, Ultimas Noticias

Cristina Britez: “La situación económica es una bomba de tiempo y Macri ya dijo que no va a cambiar”

Cristina Britez: “La situación económica es una bomba de tiempo y Macri ya dijo que no va a cambiar”
Compartí este articulo en:

Su abuelo fue un tarefero “bien peronista”, legado que dejó a sus padres, docentes rurales de Montecarlo y comprometidos con la realidad social de la época. Allí nació, hace 38 años Cristina Britez, hoy candidata a la reelección como diputada nacional por el Frente de Todos, con Alberto y Cristina Fernández. 

La política estuvo siempre presente en la casa familiar y las crisis fueron templando sus convicciones. Estudiaba abogacía en Corrientes cuando el 17 de diciembre de 1999, la flamante alianza que llevó al poder a Fernando De la Rúa desató una feroz represión que dejó dos muertes. 

Después vendría la crisis económica, los bonos Lecops y los Cecacor. Estudiar en esos años no era fácil para quienes tenían que viajar varios kilómetros y menos con el salario docente de aquellos años, con los que sus padres mantenían a la familia.

La llegada de Néstor fue reparadora, dice Cristina, aunque todavía era jovencísima en 2003. Ya en Misiones decidió trabajar con quienes estaban fuera del sistema, aunque no había muchos espacios donde militar. Se vinculó a una línea política liderada por Mariano Recalde, que luego terminó ampliándose con la irrupción de La Cámpora, que, aunque ahora la integra, también significó algunas rencillas entonces por diferencia de criterios. 

Fue ya con Cristina en la presidencia que la Cristina misionera cobró protagonismo. A los 28 años se hizo cargo de la delegación de Anses en Eldorado, con un enorme territorio por cubrir para “llevar las reivindicaciones”. Después llegó la candidatura a diputada nacional, en coalición con la Renovación, de la que se distanció, pero con la que, asegura, tiene “diálogo” permanente.

“Volvimos de Corrientes y teníamos que devolverle algo a la sociedad. Es la pelea por el movimiento social ascendente, que es la idea que tenemos para que todos tengan la misma condición de igualdad, por lo menos en el estudio. Venimos de familia humilde, pudimos ir a estudiar, cuando volvimos quisimos armar gabinetes multidisciplinarios para recorrer los barrios, no nos dieron bolilla aunque no pedíamos nada a cambio. Éramos los dos, mi compañero y yo, los dos éramos abogados, no necesitábamos nada, no estábamos pidiendo ningún contrato, nada, estábamos pidiendo un espacio para militar, para devolverle a la sociedad a donde nosotros habíamos llegado. Ahí nos metimos en Abogados por la Justicia Social que lideraba Mariano Recalde”, recuerda.

La diputada no disimula en ningún momento su pertenencia y sus convicciones. “Así como los viejos compañeros peronistas tuvieron a Perón y a Evita, nosotros los tenemos a Néstor y a Cristina. Como ellos fueron los que nos dieron la oportunidad de involucrarnos, hacer política, debemos demostrar que los jóvenes estamos a la altura de las circunstancias. Cuando a mí me dijeron “vas a ir vos de candidata a diputada nacional en 2011”, todo el mundo decía: ¿Quién es esa?, no existe, ¿qué trayectoria tiene? Tenía 33 cuando fui electa y demostramos que estuvimos ahí defendiendo, a los misioneros”.

Tuviste varios puntos altos… La yerba a Macri, las zapatillas de Dass…

El audio de Marcos Peña, cuando le hicimos escuchar el audio, después la zapatilla, las villas turísticas de Iguazú, después cuando pedimos la emergencia yerbatera. Ahí la Renovación votó con nosotros y en contra Juntos por el Cambio.

¿Qué te pasó por la cabeza cuando llevaste la bolsita de yerba al Presidente?

Nosotros necesitábamos contar de alguna forma lo que estaba pasando en Misiones, estaba todo invisibilizado, teníamos que de alguna forma hacer llegar la voz del misionero, que se sepa que el pequeño productor yerbatero estaba siendo afectado. Creímos que esa era la mejor forma, llevando la bolsita.

¿Y qué pensaste cuando viste la cara de Macri?

Casi se murió, no le gustó. Dijo ¿Quién es la desubicada esta? Después recibimos mensajes de dirigentes importantes, tanto del oficialismo como de la oposición, reivindicando la postura, de animarse frente a todo el poder real, porque ahí estaba todo el poder real, toda la Corte Suprema, muchos empresarios. Nos mandaron mensajes poniendo en valor el coraje que teníamos de animarnos a enfrentarnos a Mauricio Macri. Igual eso lo hablamos con Máximo Kirchner ese día, no es que nosotros somos unos tarados que vamos, hacemos análisis de las cosas (se ríe a propósito de las críticas a La Cámpora).

“La Cámpora es el espacio de la juventud que se anima. Fuimos los únicos en estos cuatro años, junto con el bloque del kirchnerismo que nos mantuvimos firmes y no nos movimos absolutamente en ningún momento. Siempre creímos y confiamos en Néstor y en Cristina. Nosotros confiamos en Cristina, confiamos en que la política pública que ella lleva adelante es la que da felicidad al pueblo, estamos convencidos de este modelo, que no es de Cristina, sino la continuidad, pero Cristina llevó la posta. Al ser esa juventud que estamos llevando adelante, siempre vamos a recibir ese tipo de ataques, te digo porque cuando me pusieron de jefa de ANSES pasó lo mismo

¿Cuándo conociste a Cristina? 

En 2011. Después cuando nos dijeron que íbamos a tener esta responsabilidad de tener que ser candidatos en el 2015. Siempre digo lo de cabecita negra. Pero si no éramos nosotros, hubiese sido el hijo de, la esposa de, la hermana de, y ellos nos dieron la posibilidad a nosotros, a esos compañeros que eran los pega carteles, a esas compañeras que armaban las reuniones, los militantes de base nos dieron la oportunidad de llegar a un lugar, de estar en un lugar de representación. Entonces, tenemos la responsabilidad de a todos nuestros compañeros que están en esa situación, ponerlos en valor, que termine esa cúpula dirigencial, que entre ellos es una calesita, se van pasando los cargos y la militancia de base la ve pasar. Nosotros éramos la militancia de base, que ahora tenemos la responsabilidad de levantar a los cuadros.

¿Cómo te estás llevando con el PJ, en estructura del partido? Porque buena parte de eso que estás diciendo está pasando, pasó en su momento en el PJ?

Nos llevamos bien, porque nos fuimos ganando el respeto, a través de nuestros actos, de nuestras decisiones, nos ganamos el respeto. Ellos nos respetan como los respetamos a ellos, entienden que somos una generación nueva que queremos hacer política. Así como lo hicieron en su momento y lo siguen haciendo.

Tuviste una reunión con Román Queiroz, presidente de la Amayadap. Quiero saber qué se puede contar de esa reunión, qué hablaron

Rescatamos la calidad humana que tiene Román Queiroz, porque él si quería podía haber agarrado su computadora, irse a Palermo, como hace la gran mayoría ahora, comprar, vender, importar, exportar. Sin embargo, no lo hizo. Tuvo responsabilidad social, sabía que tenía 200 empleados, no sé cuánto es la plantilla de COAMA, pero deben ser alrededor de 200, tuvo esa responsabilidad social, la que nos dijo Cristina. Es más, él anticipaba que, si venía un gobierno neoliberal, lo que iba a suceder y cómo se iba a ver afectada la empresa, cómo los trabajadores iban a sufrir. La responsabilidad social, que encontramos en Queiroz, es la que buscamos en todos los empresarios, que sepan no siempre se corta por el hilo más fino, y son los trabajadores los que se quedan en la calle.

¿Ya lo conocías previamente?

Lo conocía sí, porque es un empresario,  y un actor importante en la sociedad porque genera empleo. Pero después de que sucedió esto, empezamos a tener más contacto. Nos reunimos con Alberto, quedó muy interesado, quedamos de tener una próxima reunión después, más tranquila, porque ese día en el PJ había mucha gente. Ellos y el sindicato de las fábricas Dass también.

¿Cómo está esa situación ahora en Dass?

Después de las declaraciones de Alberto, escucharon los empresarios que están a cargo, es como que tuvieron un respiro y van a esperar hasta fin de año, a ver si cambia la política-económica. Y si no, no habrá más pedidos, y si no hay más pedidos, no se puede retener empleo.

No hay mucha discusión.

Es más cuando empezó Mauricio Macri, con esto del tarifazo y a aplicar estas medidas económicas, nosotros nos juntamos con los empresarios, ellos estaban convencidos que iba a funcionar, que iba a ir bien. Lamentablemente hoy todos nos vemos afectados, empresarios, trabajadores, la sociedad entera se ve perjudicada por la política de Mauricio Macri.

¿Cómo es la relación que están construyendo con el empresariado local?

Nosotros, pensamos en una mesa de consenso, de diálogo, donde se puedan sentar los sindicatos, los empresarios, donde se puedan sentar los dirigentes políticos, los actores principales, pero de verdad dialogar y tener esa conciencia de solidaridad, hacemos un esfuerzo entre todos, no que siempre la pague el trabajador. No siempre que sea el trabajador que pague los platos rotos.

¿Te juntaste con otro sector?

Venimos juntándonos con el sector foresto industrial, algunos quieren aparecer, otros no, pero son conscientes que están siendo perjudicados, por eso se reúnen.

¿Cómo ves el escenario general?

La situación es crítica, es una bomba de tiempo, la cantidad de dinero que se está fugando, que se está pagando en intereses, es algo que tiene que cambiar sí o sí, porque la política económica no va a aguantar.

¿Crees que se puede superar la crisis?

Si cambia la política económica, y se tienen otras prioridades. Por eso son importantes las elecciones. Macri ya dijo que ellos van a seguir profundizando el modelo, porque están convencidos que este es el camino. Así que tiene que venir otro modelo, Alberto y Cristina.

¿Creés que va a ganar Alberto, que está en condiciones?

No hay que subestimar a Mauricio Macri, creemos que estamos bien, pero no hay que subestimarlo. El adversario es grande, tiene herramientas, el conglomerado mediático, sino no hubiera pasado todo esto, pasó porque tiene un grupo de medios que lo ayudaron. Pero bueno, las prioridades de Alberto y de Cristina las conocemos, son defender a los trabajadores, a los jubilados, a la gran mayoría de los argentinos, algo que no está haciendo Mauricio Macri.

¿Qué sensación te produce haber vuelto al Fondo Monetario Internacional?… ¿Se puede ir por otro camino?

Me acuerdo que cuando estudiaba mis viejos me mandaban Lecop, para que pagáramos el alquiler en Corrientes. Y en Corrientes estaba el Cecacor. Entonces teníamos Lecop, Cecacor, la crisis de Corrientes fue grave, fue la primera represión de De la Rúa. Yo estaba en una bicicleta. Nos agarraron los gases, era chiquita. Militando, no tan activa, pero sí comprometida.

¿Qué mirada tenés de la campaña electoral? Sostengo lo que él dijo, eso de destinar parte de los intereses de las Leliqs a las jubilaciones, que empezaron a pensar que era una declaración de default.

Pero todo lo que diga será tomado en contra…

Para mí está haciendo lo que tiene que hacer, nosotros estamos en un lugar donde vamos a recibir ese tipo de actitudes, críticas. Es algo que nos va a pasar. Pero tiene que salir, tiene que contar, tiene que explicar, tiene que hablar de la economía porque nadie está hablando de la economía del otro lado. Nosotros sí estamos hablando, porque la economía sí está en la agenda de lo que le preocupa al misionero y al argentino, hoy lo que le preocupa es lo económico, su futuro, sus hijos, cómo hacer para proyectar, eso es lo que le está preocupando.

¿Y qué te dice la gente, porque sé que estás recorriendo la provincia?

La gente está triste, tiene esperanza en nosotros, está preocupada por el futuro de sus hijos, los abuelos están preocupados por el futuro de sus nietos, la gente tiene miedo a perder el trabajo y hay mucha gente sin trabajo. La verdad que está fea la mano.

Tarifas de cinco mil pesos ¿cómo hace un jubilado para pagar una boleta de servicio de luz? 800 desempleados de la fábrica Dass, en mi pueblo, cientos de desempleados hay en estos tres años y medio de Mauricio Macri.

¿Cómo te llevas con la Renovación que integraste en 2015?

Siempre dialogamos, entendemos que el enemigo, el adversario es Mauricio Macri, pero así y todo entendiendo que el enemigo es Mauricio Macri, por ejemplo, el artículo 10 de la Ley Pyme, que es un proyecto del radical, del diputado Luis Pastori, cuando entendemos que se hacen bien las cosas, lo apoyamos. Esa fue una iniciativa que nosotros fuimos los que más peleamos, hemos peleado más que Pastori en el Congreso, y todavía no se reglamentó. Entonces, vamos a hablar con todos los que tengamos que hablar, para mejorar la calidad de vida de los misioneros y los argentinos, nos vamos a sentar a conversar. Solo que entendemos que el proyecto de Mauricio Macri no le va a resolver la vida a la gente, por eso votamos en contra todas estas leyes, pero diálogo tenemos con todos, si queremos hacer política.

La Renovación tiene como bandera la demanda de compensación histórica. ¿Qué opinión tenés?

Sí, por supuesto, porque si vamos a pelear por un federalismo, lo vamos a hacer todos juntos, entendemos que lo que pasó con María Eugenia Vidal, la transferencia de dinero que le han dado, en detrimento de todas las otras provincias, ya era injusto antes, ahora aún más, en ese sentido levantamos siempre la bandera del federalismo.

¿Vendrá Cristina a Misiones en la campaña?

Después de las Paso creo que viene, estamos hablando para que venga a hacer la presentación del libro. Estamos viendo, un lugar que esté acondicionado, porque son muchos los que quieren estar en la presentación. Los del interior, quieren que vaya al interior.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*