COLUMNISTAS

Confuso, contradictorio y desalentador, pero igual #MacriYoTeBanco

Compartí este articulo:

“Les voy a hablar con el corazón”, dijo el errante Mauricio en un discurso grabado, editado, leído y encima mal leído. Es sabido que le cuesta la lectura y que no se destaca por su dicción, lo que no se sabe es si tiene corazón.

“Son los peores cinco meses de mi vida después de mi secuestro, se victimizó el jefe de Estado. Realmente no fue creíble, como tampoco los suspiros en el medio de la alocución.

Otra frase que no me agradó, fue eso de que las cosas buenas llegan después del esfuerzo y que cuestan mucho, “mucho arrojo”. A nosotros los Cambiemos no nos costó mucho en la vida, nada digamos.

Menos si hablamos de esfuerzo.

Si la harina, la leche, el pan, la nafta, la luz, etc. son “cosas buenas” y no “básicas”, estamos al horno con papas… ¡¡bah!! Uds. mis amigos lectores, porque yo estoy con Niki Caputo comprando y vendiendo dólares, acciones y realizando inversiones con nuestros fondos amigos. Y no me puedo quejar, nos va fenómeno.

Para colmo de males, recién nos dimos cuenta de que el equipo de Comunicación está haciendo agua por todos lados. Durán Barba también entró en la turbulencia –para satisfacción de Lilita- y mientras los vientos se cruzan le dan cada día menos pelota, o sea, también profundizamos la grieta hacia adentro.

Hablar todo el tiempo del pasado, que la gente crea que somos gobierno desde hace un mes y repetir una y otra vez que los anteriores son los culpables de todo, dejó al desnudo que la estrategia de comunicación está agotada. Me parece que nuestro error fue subestimar a la gente, la misma que ahora se pregunta si salimos de una burbuja o si venimos de otro país a gobernar éste. Le tocamos “sin vergüenza” el bolsillo al pueblo que menos tiene, entonces “la pindonga” con lo retrospectivo y culpa de los otros.

Además, la magistral descripción de un horizonte funesto y aciago, cuando se suponía que ya tendríamos que estar disfrutando de los brotes verdes y de una lluvia de inversiones, fue digna de un guion de Hollywood, pero con el Ova Sabatini de actor. Ser padre e hijo de la patria contratista y hablar de la corrupción fue genial, pero vuelvo a decirlo, la actuación no emergió… faltó cara de cansado y el
rostro refleja un “me chupan un….”

Pero ahora se nos ocurrió una gran idea, profundizar “precios cuidados” y mayores “retenciones” a las exportaciones, todas medidas de los chorros populistas esos que estaban antes y debemos dejar atrás.

“Empezamos a superar la crisis cuidando siempre a quienes más necesitan, porque sabemos que con esta devaluación la pobreza va a aumentar y vamos a estar ahí para quienes más expuestos estén en este momento, por eso las personas que reciben asignaciones universales por hijo y otros planes van a recibir un refuerzo en septiembre y octubre. Vamos a reforzar los programas alimentarios en todo el país para garantizar disponibilidad de alimentos, y a partir de este mes vamos a reforzar el programa de precios cuidados con especial foco en la canasta básica”, se despachó el Mauricio.

O sea, para que les quede claro, esto no es más ni menos que el pasado al que no debemos volver y un futuro con un poquito más de pobreza, devaluación y deuda…. En fin, la gente no está para entender contradicciones, así que ¡¡Bien ahí!!! ¡Si, se puede!!

Como al pasar y poniendo a prueba su carisma de antihéroe, el Mauricio mandó un gran anuncio al pueblo amarillo, propio de un estadista como él: “la pobreza va a aumentar”; creo que esta afirmación/promesa va a ser la única que vamos a cumplir y lo haremos como parte del “cambio”, dejando atrás ese verso viejo de la “pobreza cero”.

Y una cuestión que no es menor, restructuramos el Estado luego de dos años y medio, vamos a tener tan sólo diez (10) ministerios. Debemos achicar la estructura del Estado, compactarnos, dejarnos de embromar con la burocracia y por eso reducir la monstruosa estructura ministerial. Además, un incremento del 25 por ciento que hicimos desde que asumimos, que nosotros mismos creamos y aún no sabemos bien ¿por qué? Al fin y al cabo, no importa tanto. En nuestro arribo al Gobierno en diciembre de 2015 heredamos 16 ministerios y entonces creamos otros cinco. Ahora los des-creamos, porque no podemos gastar más de lo que tenemos, es lógico ¡¡Basta!! De una forma u otra, todos siguen. Nadie se fue.

Una de las frases del Mauricio fue que “el mundo nos apoya”, lógico que es así cuando tu modelo NO es productivo-competitivo sino financiero-exportador. Más aún si estamos en un país en el que los pocos dólares que ingresan son los del endeudamiento y a los que tienen que generar los dólares para pagar los ahorcas cada día más, como se anunció hoy. Entonces, la pregunta del millón es ¿de dónde van a salir los dólares para pagar la monumental deuda?

El llamado al loco Trump también es parte de la clásica estrategia de comunicación berreta, el supuesto apoyo de un tipo que esta mas loco que un plumero y que no debe saber nada de nuestro país, menos aún cuánto cuesta el litro de nafta o la luz, no deja de ser una ilusión para la gilada.

Gente, el problema de la Argentina no sólo es económico, también es social, y el inconveniente es que nuestro modelo no es inclusivo, comprensivo y menos federal, pues se puede crecer aumentando la pobreza como los países exportadores de petróleo, por eso el Mauricio anduvo mostrando la ilusión de “Vaca Muerta” y ya prometió más pobres.

Por ejemplo, en el intercambio comercial con China, casi el 100 por ciento de lo que va es soja y lo que viene es manufactura, lo que se traduce que -para ello- en China muchos chinitos tienen ocupación, trabajo, empleo. En uno o dos palos verdes de soja ¿cuánto empleo va incorporado? Esa misma guita en tecnología o productos terminados ¿cuánto empleo aporta? Si el modelo es el que hoy se está implantando, “expresemosloN” con toda claridad, hay que eyectar a 20 millones de argentinos, maso.

Este modelo precarizado de la economía no cierra para un país con un 35% de pobres.

Nuestra gran aliada y fundadora de “Cambiemos”, la empapada en ansiolíticos Lilita Carrió -junto a la humanidad del Misionero PRO “empresario” Ricardo Diaz Beltrán, dijo: “a mí la crisis me da adrenalina, a mí me divierten los riesgos”. ¡Hay que ser hija de un tren lleno de put…!!! Las crisis son gente con hambre, familias con el papá sin trabajo, hospitales sin vacunas y miles de etc.

Mi gente, en consecuencia, el inconveniente no es sólo la crisis, los de afuera, los de adentro, los Lilita, el pasado o el número de ministerios, que también en parte seguramente lo son. El problema de fondo y parafraseando a Bill Clinton “es el modelo, estúpidooooo”.

Es por eso mis amigos que ya no sé dónde está la reja, sólo sé que si lo anunciamos por cadena no es espontáneo, menos aún que sale desde el corazón. Así de confuso, contradictorio y desalentador es mi presidente, pero igual #MacriYoTeBanco… ¿quieren cambio? “le vamos a dar”.

Montgomery Burns y Artigas.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*