COLUMNISTAS

“Condenados al marketing vivamos…”

Compartí este articulo:

Buen año, estimados lectores. 

El compañero, correligionario, camarada e independiente Mauricio Macri, dijo en Davos: “Vamos encaminados para ser el interlocutor mundial”. Bueniiiiiisimo!!!!!! Es lo que todos, todos aquellos que bregamos por un país sin inflación, más justo, equitativo, desendeudado, con inclusión, empleo y salarios dignos, queríamos escuchar. ¡¡¡Aplausos, solamente aplausos!

Hable por teléfono -de esto- ayer, con Pocha de Cruce Caballero y me preguntó si en esta contundente y progresista afirmación del Sr. presidente, veía yo la posibilidad de que la garrafa de gas o la nafta para viajar a San Pedro en su zanella 50 iba a dejar de subir. Como no tuve respuesta alguna, le cambié de manera “radical” de tema… con perdón de la palabra.

Le dije: “Pocha, también durante su exposición el jefe de Estado destacó que el gobierno ha creado un nuevo entorno y marcos normativos que generan nuevas oportunidades” (cuando lo escuché, pensé: oportunidades para papá, sus socios y sus amigos). 

Mi amiga, que no para de analizar, agudamente, la gira presidencial me preguntó: ¿por qué el Alfredo, su primo de la chacra de Pozo Azul, esta sin laburo desde hace un año y qué debe hacer?. Mi respuesta fue contundente: “Pocha querida, hoy hay un nuevo entorno, se abre el cielo y con este increíble marco normativo que dice el presidente, te sugiero y recomiendo que el Alfredo busque nuevas proporciones dentro del ámbito del entorno macro económico neo liberal. Digo, que haga una inversión financiera de toma de crédito público a largo plazo -como haría cualquier CEO- y listo. Ah!! y que canjee su chacra por una en Punta del Este”. La dejé muda a la Pocha -y al parecer confundida- luego de un silencio eterno, me pasó la receta de la sopa paraguaya -que le sale exquisita al horno de barro- y nos despedimos. 

Me quedó en el tintero de la charla con ella, hablar que de que también nuestro presidente sostuvo que Argentina quiere “transmitir la voz, no sólo del país, sino “de toda la región sudamericana”. ¿Cómo…? Se preguntarán Uds. Ahora que nos están despabilando desde el Gobierno nacional y convenciendo, por todos los medios de comunicación, que los gremios son malos, que los sindicalistas son todos chorros, y muchos etc. etc. ¿Justo ahora nos venimos a hacer los gremialistas? Es que hay buenos y alineados gremialistas y también de los otros, a los que hay que darles un “correctivo”.

Eso sí, rescato para mí y ustedes, a los “inversores” interesados en venir a catralada al país, y que el propio Mauricio y los medios de comunicación reflejan, como el fruto de esa gira.  

En este contexto, vi a nuestro revolucionario Jefe de Estado con la reina Máxima, todos sabemos que es una de las promotoras de la industria del glamour. No hay peluquería que no compre las revista donde ella es tapa. Si sacamos más tapas de revistas, más editoriales van a venir a la Argentina a vender, creo… En este encuentro estratégico, no veo otra inversión posible, de momento. Pero tengo esperanzas que con esta visión inversionista reabra de una buena vez la revista El Grafico.

Bueno, usted me dirá, también que se sacó una selfie con Bill Gate. Sí, es cierto, pero el dueño de Windows vive de rentas y dudo que ponga una fábrica acá. Lo importante es lo que vende esa foto para la gilada y en marketing, no hay quien le gane a lo amigos amarillos.    

En otro tramo de la ficción, se reunió con banqueros y parece que estos quieren venir a invertir fuertemente a nuestro país, aunque algunos ya se anticiparon y lo hicieron; pero faltan que nos endeudemos más aún, para lograr esa transformación que todos queremos. Como sabemos, la inversión más desarrollada para este tipo de empresarios es prestarte plata y que vos le devuelvas con intereses y, si no podés devolverle en tiempo, te van fijando más y más intereses; y así hasta que tu deuda de, por ejemplo, 1.000 se transforma en 1.000.000.  Más o menos como la usura, pero como más finura. 

Buscar inversores está más que bien, no hay dudas. Pero disculpen, esto de “las inversiones que van a venir” que andan diciendo los amarillos, me huele más al humo de siempre y es tan inconsistente como “buscar una esposa en Cocodrilo”.

Ahora me pongo serio… Para que un Gobierno nacional pueda atraer inversores, es necesario mucho más que unas fotos y diálogos superfluos y editados con ricos y famosos. 

Primero, se debe tener desarrollado un plan regional de posibles inversiones. En tal región del país hay que promover y fomentar tal o cual industria, etc. En esto, los gobernadores -que sí conocen la realidad de su territorio- la tienen mucho más clara.

Luego, hay que corregir ciertas cuestiones de coyuntura política, no del pasado -que es pasado- sino actual. Por ejemplo, no puede ser ministro de Energía alguien que era CEO de Shell y ahora le compra a Shell cosas que la petrolera, antes de ser ministro, no vendía. No puede ser ministro de Trabajo uno que acomoda a toda su familia en el Estado, su familia también vende seguros para las empresas que su cartera controla y tiene o tuvo empleados en negro. Yo creo que debería dar un paso al costado ¿Por qué? Bueno, porque un serio inversor evaluaría cuán sensato es el país donde piensa poner su plata y cómo será la recuperación de la inversión en el corto, mediano o largo plazo. Si quien gobierna es más de lo mismo, sólo usureros y lavadores de dinero vendrán a “invertir”. 

Coronado, todo esto, porque Mauricio, salió a defender a Triaca diciendo: “pidió disculpas  porque se equivocó”. Es poco serio y menos serio dicho por quien vende transparencia, a la “engaú”.

Una nueva venta de humo marketinera, fue el tema de la “purga de dieta de verano”, que lanzó Mauricio. Durante su breve conferencia, no aclaró de qué manera se implementarán las medidas. Y, sin querer, abrió el abanico para que todos sepamos de la ética “distinta” de algunos de sus funcionarios que, en dos años, nombraron a casi toda su parentela en el Estado.

En el caso de la reducción de puestos dentro del gobierno, ese 25% tiene estrecha relación con el incremento que hizo, este gobierno, en los diferentes ministerios cuando el presidente inició su gestión en 2015. Técnicamente, si se aumenta un 25%, el resultado es un nuevo 100%. Si a ese nuevo 100% se le quita un 25%, ese nuevo 25% es un tantito mayor que el viejo. Aunque así sea, se enmienda el error del propio déficit generado – acostumbradas idas y venidas- disfrazándolo de “circo para la perrada”.

Gran estrategia de marketing para desprevenidos, pero que no resuelve ningún problema. Si la meta es cortina de humareda, vamos muy bien. Si es gobernar, flojito.

Esto, amigo lector, pareciera que tiene que ver con la improvisación permanente a la hora de administrar.

En definitiva, me llama la atención lo que ocurre en la escena. O es más de lo mismo que hemos vivido a nivel nacional en años pasados o son improvisados. Lo que creo amigo lector es que son ambas cosas. Con mucha más venta de fumarada “new age”.

Lo anterior ya sabemos qué es y cómo termina. Obviamente, también termina mal. Tan mal como el título que le puse a esta historia. Pero como me volví un temeroso de los “cambios” prefiero contarles acá abajo que debía ser: “…O juremos con gloria morir…”.

“Del otro lado de la reja está la realidad, de este lado de la reja también está la realidad; la única irreal es la reja” escriba, haciéndonos pensar, el gran Francisco “Paco” Urondo.

  Por Montgomery Burns y Artigas.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*