COLUMNISTAS, PERSPECTIVAS,

Con clase

Compartí este articulo:

El pequeño municipio de Itacaruaré fue protagonista, esta vez, de un hecho que se repite desde hace más de una década: el ciclo lectivo de Misiones se inició en fecha y sin conflictos. El primer dato saliente en un mapa argentino donde solo nueve provincias lograron sellar un acuerdo salarial con los docentes y eludir las medidas de fuerza.

El segundo dato es la relevancia que le asigna el Estado provincial a la educación. A la cabeza del presupuesto y con una mesa de negociaciones abierta durante todo el año, en la que se discuten muchas más cosas que el salario. “El diálogo es la clave”, destacó el gobernador Hugo Passalacqua al culminar el acto oficial, acompañado por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, buena parte del gabinete y dirigentes del principal gremio educativo.

Para un Gobierno sensible y presente como el nuestro, no hay prioridades, sino que estamos haciendo todo en la medida de lo posible”, completó, después, Rovira, al inaugurar el ciclo lectivo de la escuela de Robótica, que podría replicarse en otros puntos de la provincia. “No es casualidad que tengamos un robot Da Vinci en la salud pública, donde se atienden incluso los hermanos paraguayos, a los que no vamos a arancelar ni cobrar“, deslizó Rovira en un sutil contraste con la bandera que comenzó a enarbolar Cambiemos, de cobrarles por la salud y la educación a los ciudadanos extranjeros.

Esa visión misionera tuvo sus simientes hace tiempo. Javier Firpo, especialista en Educación, desarrollo humano y tecnologías e integrante del directorio de Virtual Educa, recordó que vino a Misiones en 2003 a traer la idea de repartir computadoras en las escuelas, cuando el problema central a resolver era la explosión de pobreza heredada de la década de los 90. Tomaron su propuesta.  Passalacqua era ministro de Educación y Rovira gobernador. “¿Dónde estará Misiones en 2035 si se mantiene esta visión?”, se preguntó Firpo, invitado especial para la apertura del segundo ciclo de la escuela de Robótica.

El filósofo Alejandro Piscitelli, quien evaluará los avances de la Escuela de Robótica, destacó la iniciativa, inédita en el país, de que un Estado genere las condiciones para una formación en nuevas tecnologías. “Es la única de la Argentina y una de las pocas de Latinoamérica”, elogió. Y sostuvo que Misiones demuestra que “en estos ciclo(ne)s económicos  se puede construir escuelas y esto es una semilla en el sistema que tanto cuesta cambiar”.   

No es casualidad que la Educación esté entre los puntos más altos en la valoración de la sociedad misionera, junto a las políticas de Seguridad y Turismo. La mira puesta en el combate al narcotráfico está dando resultados en toneladas de droga secuestrada, pero también en una tranquilidad de la sociedad al ver a la Policía activa, incluso puesta como ejemplo ante otras fuerzas provinciales. La seguridad es un valor intangible, pero que también impacta en otras áreas, como el turismo, que cada vez recibe a más visitantes, atraídos por nuevos vuelos y mejores servicios, especialmente en las Cataratas del Iguazú, donde se concentran varios jugadores fuertes en el mercado internacional, con millonarias inversiones en infraestructura y servicios. El Casino Iguazú, por caso, invertirá este año más de 60 millones de pesos en la remodelación de los dos hoteles que opera en la ciudad de las Cataratas –el Grand y el Panoramic-, lo que revela la potencia de la actividad que compite para atraer al visitante más exigente, pero que no deja de lado al turista misionero.  

El otro punto alto valorado por la sociedad misionera es la garantía de gobernabilidad que ofrece Misiones a la Nación.

Se entiende que no es momento de poner palos en la rueda, pese a que la percepción es que la situación económica empeoró por las decisiones que toma la Nación.

En paralelo, se mantiene en alza la imagen del gobernador Passalacqua y de la conducción política de la Renovación. Incluso, se pondera el manejo de los recursos públicos y los acuerdos salariales con los gremios estatales.

En contrapartida, un sondeo nacional de la consultora Gustavo Córdoba & Asociados revela que la preocupación de los argentinos se concentra en la inflación, la pobreza y la inseguridad, los tres ejes de las promesas de campaña de Cambiemos. Más de la mitad de los entrevistados desaprueba la gestión y la imagen presidencial es mala para el 49,4 por ciento, el nivel más alto en los últimos meses. También se registra un fuerte rechazo a las principales líneas del discurso del Gobierno. El más alto indica que el 74,4 por ciento está en desacuerdo con la idea de que en el último año el salario le ganó a la inflación.  

 

La percepción social contrasta con el endurecimiento de las políticas de Gobierno, pese a que las recetas no han dado resultado, especialmente para contener la inflación.

El respaldo de Passalacqua, como el de otros gobernadores, es clave para sostener el timón del Gobierno nacional en momentos en que las medidas económicas no parecen ser más que pequeñas dosis de aspirinas para curar una enfermedad severa. La inflación está lejos de controlarse -la meta recalibrada de un techo del 15 por ciento, que se usó para limitar las paritarias, está siendo transformada en apenas una “orientación”– y el dólar se escapa todos los días un poco más, obligando al Banco Central a intervenir para frenar las minicorridas.

En los próximos días además vendrá al país Christine Lagarde, la titular del Fondo Monetario Internacional a participar de una de las precumbres del G20 y a reunirse con el presidente Mauricio Macri. Aunque no está prevista una evaluación oficial, seguramente Lagarde aprovechará la visita para recordar algunos consejos del FMI.

La última vez que un presidente del FMI estuvo en la Argentina fue en 2007, cuando Dominique Strauss Kahn vino al país y se reunió con Cristina Fernández de Kirchner. El encuentro fue tras el pago de una vez de los casi u$s 10.000 millones que se adeudaban al organismo a fines de 2005, con los que el Gobierno había buscado tomar distancia del organismo multilateral, dentro de la cual se prohibió la realización de revisiones de la economía argentina. Antes, en 2003, Néstor Kirchner prácticamente había roto relaciones con el organismo presidido entonces por Horst Köhler. El santacruceño responsabilizó al banco por la crisis que derivó en la salida de la Convertibilidad y comenzó la guerra fría que derivó en el pago total de la deuda.  Hoy se retomó la senda del endeudamiento y también la de aceptar los consejos del Fondo.

En realidad, hay una tendencia a repetir recetas que ya se aplicaron a fines del siglo pasado, con resultados conocidos.

El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere confirmó algo que había anticipado Economis a fines del año pasado. Se estudia liberar el precio de la yerba mate. Se dijo que en diciembre estaba el decreto firmado por el flamante ministro, que fue cajoneado por el reclamo agónico de los propios dirigentes de Cambiemos de Misiones. Ahora se “discutirá” todo en una mesa yerbatera, similar a la que ya pusieron en marcha con el sector forestal.

Habrá que prepararse y tener paciencia. En la mesa forestal hubo mucho diálogo pero pocas nueces. Los pequeños forestadores misioneros reclaman una deuda de más de 270 millones (500 millones en todo el país) por la ley de Incentivo de Bosques Implantados que todavía no tiene fecha de pago. En Eldorado, los dirigentes de Cambiemos recibieron el reclamo solapado de los empresarios a los que pretendieron seducir en una mesa forestal paralela, a la que no estaba invitado nadie del Gobierno provincial. Quedó en el aire la sensación de que fue más un mitín político que un escenario para discutir políticas forestales. El senador Humberto Schiavoni dejó en claro que la gobernabilidad se agradece, pero que en Misiones quieren ganar en todas las categorías.

Pero los empresarios no quedaron muy contentos con las renovadas promesas de encontrar soluciones. Es que se viene hablando desde hace un buen tiempo pero los resultados no se ven, pese a que el propio Macri encabezó las mesas de negociaciones en dos oportunidades.

Enviados del ministerio de Producción completaron el periplo de la madera en un encuentro en Posadas. Después de varios minutos de exposición “técnica”, directivos de una de las entidades madereras los pararon en seco: “Mucha charla pero lo que se firma no se concreta”, fue el reto en reclamo por aquel acuerdo -firmado en septiembre del año pasado- para utilizar madera en el diez por ciento de las viviendas que se construyan en el país. Hasta ahora no se hizo ninguna.

En cambio, la Provincia ya puso en marcha el plan de construir 60 mil viviendas en la próxima década. Ya están en proceso de construcción las primeras dos mil, según confirmaron desde el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional.

Los propios socios de Cambiemos admiten su preocupación por los escasos éxitos para mostrar, pese a que ya lanzaron la campaña Macri 2019. El presidente del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot admitió –sin saber que estaba en vivo en un programa de televisión- que el peronismo sucederá a Macri, dejando sin oportunidades a los radicales, socios menores en la alianza.

La UCR prefirió el silencio, pero el misionero Luis Pastori retrucó: “En Cambiemos saben lo que aporta el radicalismo y lo que es en la coalición. Hoy el radicalismo tiene tres gobernadores y con expectativas de tener por lo menos 3 o 4 más en las próximas elecciones en base a los resultados anteriores”.

Es notable el esfuerzo del radicalismo para ser parte. El propio Pastori pasó calores al intentar explicar la economía en la era Cambiemos. La culpa de la herencia ya no seduce y aparecen firuletes como “externalidades” para justificar los tropezones económicos. Los principales argumentos de la pesada herencia se caen como un castillo de naipes. Esta semana Guillermo Moreno fue sobreseído por la Justicia que no encontró ninguna prueba de la “intervención” del Indec que tanto se utilizó para cuestionar los datos económicos del Gobierno anterior. Mucho relato pero ninguna prueba. 

El radical misionero también se lamentó por las escasas respuestas del Gobierno a sus planteos. Apuntó a la falta de reglamentación del artículo 10 de la ley Pymes, que él mismo fomentaba, y aseguró que acompaña el reclamo por recuperar el precio diferenciado para los combustibles para las zonas de frontera, beneficio que cayó por la entrada en vigencia de la reforma tributaria. El ITC diferenciado fue “olvidado” pese a que apenas diez días antes Macri había firmado su extensión “hasta que se solucionen” las causas que generan las distorsiones de precios con las fronteras paraguayas.

Seguramente serán temas a discutir durante la visita de Macri a Puerto Iguazú el lunes y martes próximo. Habrá una cumbre y varias reuniones en un elegante hotel de la ciudad de las Cataratas.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*