ECONOMIA, Ultimas Noticias

Colectivos: Nación, empresas y provincias coinciden en que nadie quiere poner el dinero para evitar el paro

Colectivos: Nación, empresas y provincias coinciden en que nadie quiere poner el dinero para evitar el paro
Compartí este articulo en:

Mañana a las 12 en la Secretaría de Trabajo se reunirá la UTA, FATAP y el gobierno nacional para intentar llegar a una solución al conflicto que plantean los choferes, que amenazan con el paro si no se llega a un acuerdo. Piden un incremento de salarios del 20 por ciento y un bono de 16.000 pesos.

La UTA ya avisó que si no les dan lo que solicitan, irán al paro total el jueves y viernes. Parece dificil que aparezca una solución por las posturas de cada parte. Como si el mozo viniera con la cuenta y nadie quiere llevar la mano al bolsillo, ni Nación, ni provincias ni las empresas amagan con poner el dinero para cumplir con lo que piden los choferes.

El Gobierno Nacional sacó ayer una solicitada diciendo que los subsidios a los colectivos, que explican una porción de los ingresos de las empresas aún mayor que lo que recaudan por el boleto, es una cuestión de las provincias y los municipios.

«Cada provincia o ciudad es responsable de su sistema de colectivos. Son ellas las que definen qué cantidad de unidades circulan, sus recorridos, paradas y tarifas, las que licitan las concesiones y las que controlan los costos de cada sistema de transporte», explicó el Ministerio de Transporte en una solicitada publicada en varios medios del interior, aunque en ninguno de Misiones.

De esta forma, la Nación llega a la audiencia de mañana avisando que no está dispuesta a llevarse la mano al bolsillo. Del otro lado, las empresas aglutinadas en Fatap ya dejaron en claro que no tienen dinero, justamente debido a la caída en la cantidad de subsidois que reciben este año.

Cabe recordar que el Gobierno Nacional eliminó de un plumazo los subsidios a los colectivos en el presupuesto del año pasado. Lo hizo para achicar gastos y cumplir con la pauta de déficit cero que exigía el FMI. Al final, con el 2019 a punto de comenzar y sin subsidios, las partes acordaron una solución de emergencia. La Nación puso el 25% de los subsidios siempre y cuando la provincia pusiera el 50%. El otro cuarto se obtendría con mayor tarifa y un esfuerzo de las empresas.

Sin embargo, con este «parche» se obtuvo una solución transitoria porque alcanzó para cubrir la misma cantidad de dinero que se destinaba en el 2018. La inflación hizo que los recursos quedaran escasos y ahora las empresas argumentan que si no les dan más subsidios, sólo podrán afrontar los aumentos incrementando las tarifas.

Del otro lado de la mesa, tanto el gobierno provincial como el Municipio de Posadas no dieron señales de tener intenciones de aportar el dinero que falta para que los choferes no vayan al paro.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*