ECONOMIA,

Nuevo récord: Casi 12 millones de personas cruzaron el puente Posadas-Encarnación en 2017

Nuevo récord: Casi 12 millones de personas cruzaron el puente Posadas-Encarnación en 2017
Compartí este articulo:

El 2017 marcó un nuevo récord de cruce por el Puente Roque González de Santa Cruz, con casi 12 millones de cruces, una cifra 3,5% superior al 2016 -cuando explotó el tráfico por el viaducto- que consolida a Posadas-Encarnación como la tercera salida del país, peleando el segundo lugar con Iguzú-Foz y detrás del Aeropuerto de Ezeiza.

Las asimetrías son evidentes a simple vista en las agónicas filas de autos que diariamente pretenden cruzar o volver a través del puente que une a Posadas con Encarnación. Sin embargo, los datos duros revelan que es Puerto Iguazú el lugar de mayor movimiento fronterizo del país, desplazando a la capital misionera al segundo lugar.

Por el puente San Roque González de Santa Cruz cruzaron 11.980.000 personas, -un millón por tren-. Los que fueron a buscar precios más bajos en Encarnación alcanzaron las 5.372.000 personas y diciembre, el mes de las eternas colas, aportó 970 mil.

Los datos a los que accedió Economis, guardados celosamente por los funcionarios de Migraciones, revelan que el movimiento en el puente no deja de aumentar en los últimos años. En 2016 habían cruzado 11.603.901, casi 400 mil personas menos. En 2015 habían sido 9.884.290 y 8.442.461 en 2014.

El proceso inflacionario y el dólar planchado (es decir, Argentina cada vez más cara y cualquier otro país, más barato), tarifazos y subas de combustible, empujan a los compradores a Encarnación, una ciudad que, en paralelo, crece sin parar y suma atractivos para pasear, hacer turismo y consumir.

“Nos ha ido mejor. Fueron doce años que padecimos la economía por los cambios cíclicos. Doce años de penuria y cerrar comercios, pero siempre trabajamos, con Black Friday, feria de descuentos en una apuesta a futuro de la ciudad, con la industria turística. A través de las playas y todo lo que podíamos hacer, elevamos a Encarnación a un punto que es la capital del verano paraguayo”, cuenta a Economis, Mirta Montiel, presidenta de la Cámara de Comercio de la vecina orilla.

Las ventas aumentaron el último año entre 70 y cien por ciento en promedio, dependiendo el rubro. El contraste es evidente. Mientras en Posadas se cerraron cerca de mil locales comerciales, en la frontera florecen: en la zona del circuito comercial se estima que están instalados unos 5.000 locales y en toda la ciudad de Encarnación alrededor de 7.000.

 “Apostamos a la hotelería y la inversión, que no es solo paraguaya, sino americana, vienen las réplicas de las Torres Gemelas a Encarnación –(la firma World Trade Center confirmó su desembarco en la vecina orilla), por ser una ciudad limpia, ordenada, bonita y segura, amén del comercio que repuntó en este tiempo, es un combo”, insistió Montiel.

La alegría encarnacena contrasta con la frustración de los comerciantes posadeños, que vieron pasar otro año de vacas flacas y escasos avances en las negociaciones con la Nación para que haya alguna medida especial que mitigue el impacto de las asimetrías. Ni siquiera las trabas y demoras para cruzar el puente lograron frenar el éxodo de personas y de divisas. Cálculos oficiales hablan de 500 millones de pesos mensuales. Las cámaras empresarias consideran que es el doble.

Pese a todo, Posadas perdió el primer puesto en el ranking de los pasos fronterizos más transitados.

Es Puerto Iguazú la que recuperó ese “privilegio”, que ostentó entre 2012 y 2015.

Un poco por el movimiento turístico propio de la ciudad de las Cataratas, pero también por las asimetrías potenciadas por las ciudades de frontera –Foz de Iguazú y Ciudad del Este-, el puente Tancredo Neves fue utilizado por 12.186.105 personas, de las cuáles, 6.192.674 salieron del país, más que los ingresos, que alcanzaron a 5.993.491. En 2016 el paso fronterizo fue utilizado por 10.775.891 personas.

Iguazú y Posadas siguen siendo los pasos fronterizos con mayor flujo, desplazando al tercer lugar al aeropuerto de Ezeiza, el de mayor movimiento del país.

Mal de muchos, consuelo de… La balanza comercial turística agrandó su rojo en cantidad de visitantes (entre los extranjeros que llegan y los argentinos que parten), a tal punto que por cada visitante foráneo que arribó en 2017 viajaron casi dos residentes locales al exterior: 2,307 millones frente a 4,195 millones de personas, según la Encuesta de Turismo Internacional (ETI) del Indec, con datos a noviembre pasado, en base a todos los aeropuertos argentinos con vuelos internacionales.

Para encontrar una relación similar entre arribos y partidas hay que remontarse a los 90, cuando el Plan de Convertibilidad ($ 1, u$s 1) impulsaba las salidas al exterior, pero se recibían menos extranjeros).

A noviembre de 2017, la balanza comercial turística acumuló una pérdida de 1,887 millones de personas, la más amplia a nivel histórico.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*