POLITICA

Caputo en el BCRA: el dólar flotó, no hubo intervención y el minorista volvió a escalar para llegar a $28,85

Caputo en el BCRA: el dólar flotó, no hubo intervención y el minorista volvió a escalar para llegar a $28,85
Compartí este articulo en:

El billete estadounidense trepó al público 42 centavos tras el debut del nuevo presidente del Banco Central. El mayorista también avanzó y alcanzó a $28,10 y en toda la semana aumentó un 11%. El volumen total operado siguió siendo más bajo de lo esperado. La desconfianza sigue rondando en la City

El debut de Luis Caputo, un gran conocedor de cómo se mueve el mercado, como presidente del Banco Central, no fue el mejor: el dólar terminó con una nueva alza y se mantuvo el clima de incertidumbre y desconfianza entre los operadores.

La estrategia oficial fue no intervenir en el recinto, analizando la reacción y conocer cuál es el límite de la City. La evolución de la rueda fue muy cambiante: arrancó en baja con “algo” de oferta de exportadores, pero con el transcurrir de los minutos reapareció la demanda ante una floja venta de divisas.

En este contexto, el dólar mayorista operó en una franja muy volátil, ya que pasó entre un mínimo de $26,70 y un máximo de $28,50. Finalmente, este billete interbancario cerró a $28,10, es decir, aumentó 40 centavos (1,5%) respecto a la previa. Y en toda la semana escaló 11% (79 centavos), y en el mes trepa casi 13%.

“Llama mucho la atención que a esta hora el volumen operado sea mínimo. Esto indica que está todo el mundo a la expectativa”, afirmó el gerente de una casa de cambio de primera línea.

Esto se debe a que el volumen total negociado en la jornada fue de u$s590 millones, si bien es un 61% más que en la previa, aún es una cifra considerada baja por los operadores, sobre todo en plena época alta de cosecha del campo.

“A esto se suma la enorme distancia entre la punta compradora y la vendedora”, agregó preocupado el trader. Un hecho que genera retracción en las operaciones debido a la falta de referencia para cerrar negocios, por lo que varios operadores “están esperando a que el precio se estabilice”.

Todo ello en un contexto en el cual se aguarda con ansiedad que el sector agroexpotador liquide unos u$s300 millones, según se comprometió a vender como un gesto hacia la nueva administración. Pero el viernes liquidó mucho menos.

A partir de estas cotizaciones, los analistas consultados por iProfesional sostienen “la primera reacción del mercado luego del remplazo de Federico Sturzenegger por Luis Caputo había sido positiva, pero con el transcurrir de la rueda cambió el humor ante la falta de definiciones sobre como operará la mesa oficial”.

Por su parte, en la City porteña las pizarras de las principales entidades bancarias lo ubicaron a $28,85 promedio, una suba de 42 centavos respecto al día anterior, en un entorno en que se vieron fuertes diferencias en los precios.

En los bancos la dispersión de precios fue muy amplia, ya que el valor máximo convalidado en ventanillas fue de $29,30 en el Galicia, seguido por los $29,10 el ICBC. En cambio, el mínimo lo marcó el Ciudad, con $28,45.

Es decir, se registraron diferencias en las cotizaciones de 85 centavos, alrededor de 3 por ciento. En el Banco Nación el valor al público escaló 60 centavos a $27,80 para la compra y $28,80 para la venta. Por el lado del segmento informal, el blue subió 20 centavos a $28,10, pero siguió por debajo del promedio minorista oficial.

“Se estima que el dólar seguirá en estos niveles del cierre de la jornada, ya que la demanda sigue firme por parte de empresas, bancos para coberturas e inversores, y esperando a que la semana que viene se acentuará la necesidad de la divisa, salvo que las nuevas autoridades del BCRA y de Economía (unificada) crean algún tipo de bono o título dolarizado para constituir con los pesos que saldrían de los vencimientos de Lebac”, resumió el operador Fernando Izzo de ABC Cambios.

Al respecto, el Ministerio de Finanzas anunció el viernes que licitará el lunes dos bonos en pesos-dólares a un año y un bono en pesos a tasa fija a dos años por un total de u$s4.000 millones. Lo cierto es que el mercado está descreído y volátil, y que no sólo alcanzará con cambios de nombres para lograr un nuevo equilibrio cambiario.

En la carta de despedida, el mismo Sturzenegger lo dijo: “…En los últimos meses diversos factores fueron deteriorando mi credibilidad…”. Él ya sabía que el crédito que tenía en el propio Gobierno se le iba acabando, y los numerosos errores cometidos durante los últimos días, cuando las intervenciones en la plaza fueron “inexplicables”, y eso se trasladó a un ascenso irrefrenablemente del precio del dólar, terminaron por sentenciar su salida del Banco Central.

Esta enorme volatilidad se produce luego que esta mañana, el ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne, reconoció que existe “nuevamente turbulencias en el mercado de cambios y eso lleva preocupación a la gente”. “Queremos expresarles la tranquilidad que estamos trabajando para normalizar el funcionamiento del mercado de cambio para suavizar los movimientos de los últimos días”, explicó y aseguró que el Gobierno busca ir a la flotación.

Y destacó: “No puedo decir cuando va a intervenir o no el BCRA. Tenemos un sistema de flotación donde el Central puede intervenir”. Pero como suele suceder, el veredicto final lo tendrá una vez el mercado.

De hecho, desde que empezó el año a la fecha, el peso ya se devaluó 50,7% frente al dólar. Un incremento que alerta a la City, y a muchos sectores, los ajustes salariales suben muy por debajo de ese nivel. Y la inflación, con este panorama, pasó a estar en la mirada de todos. Más allá de las explicaciones de los funcionarios, otros economistas de la City brindaron sus opiniones respecto a la situación actual del tipo de cambio.

Un ex presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli, se refirió a la volatilidad del tipo de cambio: “El dolar está para $30. Ese sería el valor de equilibrio. El FMI le va a pedir al Gobierno que cese el drenaje de dólares. Argentina en los últimos 12 meses se nos fueron u$s50.000 millones: 30 mil millones de fugas de capitales, 10 mil millones por el turismo y 10 mil millones por la balanza comercial negativa. No se puede resistir más”, afirmó. Aunque también criticó al Gobierno: “Están encerrados en su propia soberbia”.

Desde InvertirOnline, corroboraron este tema: “Ya veníamos con una suerte de pérdida de confianza en los jugadores, en el sentido de que el Central pronosticó una cosa en 2016 y le erró; en 2017 pasó igual; y ahora por tercera vez, y de forma muy fuerte, con un dólar por arriba de 28 pesos, las metas de inflación del 12% inicial quedaron muy lejos”.

Y concluyeron: “No descartamos que pueda haber algún movimiento de depreciación en los próximos días, que continúe de alguna manera con esta sangría”.

Más allá de eso, rescataron como positiva la designación de Caputo: “Es fuerte, creció mucho, no era una figura política, sino del palo financiero o bancario y tiene experiencia como tal, entiende al mercado y sus señales”.

Igualmente, otro ex presidente del BCRA, Mario Blejer, alertó que sólo “cambiar de caras” no es una solución para el Gobierno.

En este contexto, las tasas en pesos también subieron, ya que en el mercado secundario de Lebac se operaron en el plazo de 30 días al 44% y la de 159 días al 38,50% anual, en una plaza en la que se negoció un total de u$s280 millones.

Aunque la nota la dieron las Letras que vencen dentro de seis días, cuando se realizará la “gran licitación” mensual del BCRA, ya que la tasa de interés llegó a 60% anual para atraer a los inversores.

En el mercado de futuros, en el Rofex se operaron u$s775 millones, de los cuales más del 60% se pactó entre junio y julio con precios a $28,68 y $29,63, respectivamente, con tasas del 28,3% y 35,8% anual para esos plazos. En general, los futuros subieron un promedio de 25 centavos.

Acompañando estas subas, para fin de año el precio negociado para el dólar fue de 33,5 pesos.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*