EL MUNDO, SELVA VIVA, Ultimas Noticias

Bolsonaro podrá privatizar el Parque Nacional do Iguaçu

Bolsonaro podrá privatizar el Parque Nacional do Iguaçu
Compartí este articulo en:

En el boletín oficial del Brasil se publicó el visto bueno para la privatización de los parques nacionales de Iguaçu, Lençóis Maranhenses y Jericoacoara

La Agencia Brasil de noticias explica que el Consejo del Programa de Alianzas para la Inversión de la Presidencia de Brasil emitió su opinión favorable para la inclusión de áreas protegidas: el Parque Nacional Lençóis Maranhenses, el Parque Nacional Jericoacoara y el Parque Nacional Iguaçu, en el Programa Nacional de Privatización (PND), para fines de concesión. la prestación de servicios públicos para apoyar las visitas, la conservación, la protección y la gestión de las unidades, de acuerdo con una resolución publicada en la Gaceta Oficial Federal el martes (03/09).

En este sentido, el consejo tomó en consideración, entre otras cosas, el hecho de que las concesiones generan acciones que pueden mejorar la calidad del servicio ofrecido al público visitante y crear condiciones para el apoyo del trabajo de conservación, protección y gestión de parques nacionales, confiriendo » El socorro proyecta el tratamiento prioritario previsto en la legislación ”.

El consejo también señaló que las concesiones permitirán ampliar las oportunidades de inversión y la creación de empleo, estimulando el crecimiento de la economía nacional y la consiguiente expansión y mejora de la infraestructura de servicios a los ciudadanos.

Bolsonaro busca remilitarizar el Amazonas para resolver la crisis ambiental

Mientras los incendios en el Amazonas aumentan un 106% , el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro se enfrenta a las críticas mundiales por no poder controlar la crisis y rechazar la ayuda de Francia. Para el mandatario brasileño la solución no son las políticas medioambientales sino volver a otorgarle poder a las Fuerzas Armadas y remilitarizar la región amazónica.

Bolsonaro nunca experimentó niveles de popularidad tan bajos como en la actualidad desde los incendios forestales, 39,5%. Pero lejos de aplicar políticas medioambientales, el mandatario buscó la solución en las Fuerzas Armadas que todavía no lograron frenar los incendios en el Amazonas. Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE, por sus siglas en portugués) los fuegos en la región se han triplicado respecto al año anterior. El día 28/08 se publicó un decreto presidencial prohibiendo prender fuegos en la Amazonia por 60 días, pero el mismo INPE observó un incremento del 106% de los fuegos en la zona.

La popularidad de Bolsonaro se encuentra en los niveles más bajos: pasó de ser 19% en febrero de 2019 a 39,5% en la actualidad, según un estudio realizado a fines de agosto por la Confederación Nacional de Transporte (CNT).

El presidente francés, Emmanuel Macron, declaró que Francia no aprobará el Acuerdo Unión Europea-Mercosur porque el presidente de Brasil ha faltado a su compromiso con la protección ambiental. Durante la Cumbre del G7, Macron se encargó de exponer y repudiar públicamente la política meadioambiental de Bolsonaro y logró que las potencias europeas destinen 20 millones de euros para ayudar a restaurar el pulmón del planeta y combatir los incendios que sufre. Sin embargo, el mandatario brasileño dijo este lunes (02/08) que no aceptaría «limosnas de ningún país del mundo con el pretexto de preservar a la Amazonía». Por este motivo, el dinero del G7 ahora excluye el aporte de Francia, el cual será destinado «a otros países amazónicos», según precisó la Cancillería chilena. 

En este contexto, Bolsonaro anunció ayer (02/08) que no participará de la cumbre regional sobre la crisis de los incendios en la Amazonia que se realizará el próximo viernes en Leticia, Colombia. Según informó su portavoz el mandatario debe someterse esa misma semana a una nueva cirugía de abdomen en San Pablo, por la puñalada recibida durante la campaña electoral de 2018 y deberá permanecer en reposo por 10 días.

Políticas ambientales de la administración Bolsonaro: 

Proteger el medio ambiente nunca fue prioridad para el gobierno de Jair Bolsonaro. Desde sus inicios recortó el presupuesto de fiscalización ambiental, en especial, el del Instituto Brasileño de Medio Ambiente –el IBAMA– que tiene un papel central en controlar la deforestación y el contrabando de madera y biodiversidad. Además despidió a Ricardo Galvão, el presidente del INPE, otro órgano federal de control. Bolsonaro y su ministro de Medio Ambiente criticaron los métodos que ya señalaban una alta incidencia de la devastación de los bosques. Galvão, defendia los métodos que la NASA reconoce como eficaces. 

El Acuerdo de París también le ha valido varias criticas al mandatario brasileño, en su momento felicitó a Trump por abandonar el Acuerdo y expresó su deseo de «explotar» la Amazonía brasileña junto a Estados Unidos. El mandatario sudamericano también dijo que respetaría el Tratado si se asegura que esto no signifique ceder la soberanía a las naciones indígenas ni la jurisdicción internacional sobre el Amazonas.

Por otro lado, los expertos afirman que la deforestación de la selva amazónica en Brasil se aceleró en el mes de mayo a la tasa más rápida en una década, según datos de un sistema sateéital de alerta temprana, porque madereros ilegales aumentaron su actividad alentados por protecciones ambientales menos rígidas bajo la presidencia de Jair Bolsonaro.

Alemania y Noruega fueron grandes aportantes del Fondo Amazonia, el principal tributo financiero internacional para apoyar la protección de la Amazonia, pero suspendieron las donaciones por las acusaciones de malversación económica por parte de Ricardo Salles, el ministro del Medio Ambiente. A partir de esto, los gobernadores de la región amazónica se vieron obligados a buscar directamente a países extranjeros para garantizar el mantenimiento de la ayuda externa.
Los incendios en el Amazonia demostraron que los expertos estaban tenían razón. Pero lejos de reconcer su error, Bolsonaro acusó a las ONG ambientalistas de ser las responsables de los incendios, esto generó una gran indignación en la opinión pública y las ONG protectoras del medioambiente tanto a nivel nacional como internacional.

Esta serie de políticas regresivas y acusaciones por parte de la administración Bolsonaro dieron pie a la creación del Frente Parlamentario por la Defensa de la Amazonia en el Congreso nacional de Brasil.

Militarización del Amazonas:

Ante la presión internacional por los incendios forestales y la crisis ambiental desatada, la respuesta de Bolsonaro fue enviar a las Fuerzas Armadas a la región amazónica, mediante el decreto de “Garantía de la Ley y el Orden“ (GLO por sus siglas en portugués). Esta medida prevista en la Constitución para situaciones de “perturbación del orden”- autoriza a las tropas del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea a actuar entre el 24/08 y el 24/09 “en áreas fronterizas, en las tierras indígenas, en las unidades federales de conservación ambiental y en otras áreas de los estados de la Amazonía Legal que requieran acciones preventivas y represivas contra delitos ambientales; y el levantamiento y la lucha contra los incendios”.


Con el GLO el ministerio de Defensa recibió 38 millones de reales (algo más de 8 millones de euros) para llevar adelante la operación. De esta manera, los militares recuperaron el protagonismo del que habían gozado los primeros días del mandato.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*