ECONOMIA, Ultimas Noticias

Bueno para atenuar asimetrías: El peso no para de bajar contra el guaraní, ya perforó el piso de los GPY$ 200

Bueno para atenuar asimetrías: El peso no para de bajar contra el guaraní, ya perforó el piso de los GPY$ 200
Compartí este articulo en:

La corrida cambiaria de abril y mayo y los coletazos de estos últimos días llevaron al peso argentino a cotizar en un mínimo histórico contra el guaraní paraguayo.

Luego de la mini corrida del dólar en la city porteña, la divisa estadounidense cotizaba por la tarde a 29 pesos para la venta y arrastró el valor del Guaraní a un valor histórico. En la jornada de hoy en la casa de cambios Dos Arroyos, el guaraní cotizaba a 205 para la compra y 190 para la venta.

Antes de que comenzara la corrida cambiaria, cada peso argentino cotizaba a un nivel de entre 350 y 400 guaraníes. Es uno de los datos principales que hacen a las asimetrías entre Posadas y Encarnación. Es, también, la principal variable que miran los comerciantes paraguayos cuando venden un producto y trasladan su valor a pesos argentinos. En especial en comercios como los restaurantes o supermercados y aquellos que no trabajan con productos con valores de referencia en dólares, como los electrónicos.

Allí la cuenta siempre es en guaraníes y en las cajas se toma esa paridad como referencia para trasladar el valor de la consumición o la compra a pesos.

No hay que perder de vista que en la Argentina, cuando se dice que «subió el dólar», en realidad se está utilizando una expresión incorrecta. En la Argentina no «sube el dólar», sino que en rigor, baja el peso. Y nuestra moneda cuando baja, lo hace contra el dólar como principal referencia, pero también contra el resto de las monedas: reales brasileños, guaraníes paraguayos, libras esterlinas o rublos.

«La caída del peso está afectando nuestras ventas, al principio fue de un 20 por ciento y luego de un 50 por ciento, sobre todo en rubros electrónicos», dijo hace unas semanas, Mirta Montiel, la titular de la Cámara de Comercio de Encarnación.

Por ejemplo, un posadeño que compraba en un supermercado de Encarnación por valor de 80.000 guaraníes y en la caja le traducían a pesos dividiendo por 350, terminaba pagando 228 pesos. Ahora esa división está por debajo de 200, con lo cual gastaría cerca de 420 pesos por la misma compra. Es cierto, también, que el peso argentino ya no vale tanto como antes de que comenzara la corrida. Pero la diferencia es grande y los comerciantes paraguayos la sienten cada vez más.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*