EDUCACION, ENTREVISTAS,

Aquino: “La innovación no pasa por buscar afuera, sino por poner en valor las experiencias propias”

Aquino: “La innovación no pasa por buscar afuera, sino por poner en valor las experiencias propias”
Compartí este articulo en:

La ministra de Educación, Ivonne Aquino se entusiasma cuando habla del inicio de las clases, con las aulas abiertas y el desafío de poner en marcha un nuevo modelo, con la Escuela de Innovación que se inaugurará este mismo lunes. Misiones está en un puñado de provincias que acordó con los docentes para que no haya conflictos en la apertura del ciclo lectivo.

“Para los misioneros es importante iniciar las clases normalmente, es una premisa fundamental de trabajo. Alrededor del proyecto de escuela se organiza todo el proyecto de familia. Para nosotros la clave está en el compromiso fuerte de todos los actores sociales, que entienden como pilar fundamental a la educación. Así lo sentimos en el ministerio de Educación y el Consejo General de Educación, donde permanentemente estamos trabajando al lado de las familias”, asegura en una entrevista concedida a Economis.

¿Cuál es el secreto para que los gremios acompañen, mientras en otras provincias están casi en pie de guerra?

Implica una madurez gremial y política importante entender los tiempos que corren, entender que hay herramientas que hay que cuidar como el diálogo, y trabajar sobre esa base para poder acercar las posiciones y lograr algunos consensos clave para garantizar que lo importante suceda. Creo que eso ayuda mucho a que se puedan seguir debatiendo todas las problemáticas educativas, gestionando programas y proyectos, pero garantizando las escuelas abiertas.

¿En qué va a consistir, cuáles son los detalles de la nueva modalidad en la escuela que se inaugura?

Estamos iniciando en una escuela pública, estatal, gratuita de Innovación en Misiones, que sintetiza en su proyecto pedagógico y curricular, todas aquellas transformaciones que siempre estamos hablando y sobre las que venimos trabajando con los propios colegas de las escuelas secundarias. La innovación no pasa por buscar afuera un modelo para replicarlo, sino de poner en valor todas las experiencias que se vienen desarrollando de innovación, como el de “Aula Invertida”, que fue movilizando a la revisión de las prácticas docentes y poniendo en el centro de la escena a los adolescentes misioneros, su modo de aprender, su modo de interactuar. A partir de allí surge esta idea, trabajar en un entorno escolar disruptivo, que rompa con el encasillamiento de las materias y donde la idea de trabajar en torno a proyectos y resolución de problemas, atraviese el día a día de los jóvenes. Allí se articula de manera diferente el equipo docente, las planificaciones, obviamente va a haber acreditación a través de calificación, pero el proceso de apropiación de los conocimientos es lo que varía.

¿Y los chicos todavía pueden inscribirse?

La inscripción está abierta, pueden hacerlo a través de la Plataforma Guacurarí o comunicarse al número de teléfono que figura en la página.

¿Además de este sistema, qué se puede esperar para la escuela primaria este año?

El sistema educativo del nivel primario se fue consolidando desde hace un tiempo, se están cubriendo aquellas modalidades que son necesarias, por ejemplo la educación intercultural bilingüe dando respuestas a los pedidos de las comunidades que requieren de la presencia de una escuela dentro de la comunidad. Además, hemos logrado una meta importante en Misiones que es la retención y el egreso de los niños del nivel primario. A través de programas de articulación de fortalecimiento en las áreas de conocimiento. Eso se va a potenciar este año con el nuevo diseño curricular y jurisdiccional actualizado para el nivel primario que es un proceso en el que estamos trabajando en este momento con las áreas especiales.

Una de las premisas de los últimos años fue la extensión de las salas de 4 años, ¿Se está cerca del objetivo?

Estamos muy cerca, justamente una de las metas que nos hemos propuesto con Mauricio Maidana -presidente del Consejo de Educación- es completar el ciento por ciento de escolarización de los niñitos de 4 años en la provincia. Cuando iniciamos nuestra gestión estábamos en 89 por ciento y se está haciendo un trabajo muy importante, por lo que falta muy poco para que podamos decir: Meta cumplida. Eso significa la creación de los cargos necesarios, la habilitación de las salas necesarias y el equipamiento didáctico con el que van a trabajar. Faltarían 1.100 niños.

Uno de los problemas que atraviesa la gestión e impacta en la calidad educativa es el freno en el giro de partidas para infraestructura educativa de parte de la Nación. La Provincia reforzó el presupuesto con sus propios recursos para sostener la inversión y no detener el ritmo de construcción de escuelas.

 

¿Cómo se puede pensar en enseñar, en educación con esta situación?

Primero que la premisa en Misiones es trabajar con políticas educativas que tiendan a la universalización, Una cosa es trabajar en una política focalizada, entonces, tomo los resultados que peor dieron en la evaluación Aprender y me enfoco en esas escuelas. Pero si focalizás todo, te queda el resto del sistema afuera con el riesgo de seguir fragmentando más y obteniendo resultados malos. En el nuevo diseño curricular, el rasgo distintivo es que es ciento por ciento misionero.

¿Y hay contenidos misioneros?

Se tomaron todas las leyes provinciales de referencia que impactan en distintas áreas, sobre todo ciencias sociales, ciencias naturales por eso se habla de un concepto de curricula misionerista, no en el sentido político, sino en el sentido conceptual de trabajar al interior de las aulas los contenidos desde una perspectiva que ponga en valor la provincia, su historia, el desarrollo económico de la provincia, el cultural.

Es recuperar el viejo Misiones Cuatro…

Exactamente, pero para todos los niveles. Y trabajar mucho desde lo metodológico porque hay un apartado que habla de recuperar las metodologías que le resultaron exitosas a nuestros maestros y que la mayoría, por suerte aceptó. Coincidieron los docentes en que hay que trabajar en áreas, que hay que trabajar con proyectos integradores, que hay que involucrar a las familias.

¿Cómo cree que va a impactar la crisis económica en los chicos?

Hay un requerimiento de ayuda socioeducativa de parte de muchas familias y nuestro aporte es de todos los estamento del Estado provincial. Hubo una reunión en la que el Gobernador marcó la necesidad de fortalecer más que nunca el trabajo articulado. Se trabaja con datos estadísticos, con escuelas de alta vulnerabilidad en función de varias variables, económicas del grupo familiar, pero también se trata de llegar a todo el sistema educativo. Y Desarrollo Social, el Iplyc, Coordinación de Gabinete entre otros nos piden esa base de datos con la cual abastecemos de kits escolares por ejemplo, para ir completando la ayuda. Y con respecto a los comedores, en el Presupuesto aprobado ya estaba previsto un aumento para comedores previendo dos cosas, primero el aumento de los insumos pero además las demandas de las familias por el tema alimentación de los chicos.

Hay 1400 establecimientos educativos con comedores con sus distintas variantes, la copa de leche, la copa de leche reforzada, las escuelas de jornada extendida completa con almuerzo y las escuelas con albergue que también tenemos en la provincia. Con el presupuesto provincial atendemos a 1200 y las otras 200 son las que están cubiertas dentro del plan nacional “El hambre es más urgente”, que mantuvo el presupuesto del año pasado, por lo que la provincia tuvo que aumentar los recursos para compensar esa diferencia.

A eso se suma la caída del Progresar…

Lo que pasa es que cambiaron las reglas de juego. En la Provincia tenemos una coordinación provincial y tratamos de hacer entender que en algunas escuelas públicas de gestión privada hay chicos que tienen cuota cero, por lo tanto es evidente la necesidad de apoyo por parte del Estado para que ese chico o esa chica siga estudiando y a esto se suma el nivel de exigencia que aumentó, y que se deben tener el 50 por ciento de las materias aprobadas del año en curso, así que en términos reales hay una disminución de becas entregadas.

 

Pese a la escasez de recursos y la disminución de becas, la ministra confía en que el modelo misionero seguirá mejorando en los resultados de calidad educativa. Es que chicos que transcurren por la secundaria, ya cumplen con un periodo educativo que incluye la sala de cuatro. Las salas de cuatro comenzaron a gestarse cuando Hugo Passalacqua era ministro de Educación. Y son, junto a la ampliación de la secundaria, emblemas de una política de Estado en materia educativa.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*