ECONOMIA, EMPRESA, LA PROVINCIA

Apuestan a la producción de carbón activado con una planta prototipo en Oberá

Apuestan a la producción de carbón activado con una planta prototipo en Oberá
Compartí este articulo en:

El proyecto comenzó a gestarse hace dos años, se planifica una planta central en Aristóbulo del Valle. En Oberá se avanzó en la planta piloto y un laboratorio modelo. Se prevé que en tres meses comience a funcionar.

Se trata de uno de los potenciales productos que industrializará la provincia con valor agregado y parte de su política de diversificación industrial que busca mejorar valor de la producción forestal misionera. Misiones sería la única provincia del país en producir carbón activado de manera física y no química.

La planta prototipo que funcionará en el predio de la metalúrgica Ruta 5 de Oberá, producirá carbón activado y se especula que su puesta en marcha sería en tres meses. Por ahora las obras de infraestructura  avanzan a paso firme con ayuda del gobierno provincial a través del Ministerio de Industria.

Walter Weber es el propietario de la metalúrgica Ruta 5 y hace varios años viene con el proyecto de innovar en la tierra colorada con una producción de carbón activo que tiene una utilidad mayor al carbón común y miles de usos en todo el mundo. Además de mercados dentro del país la idea es fortalecerse afuera y generar un ingreso que permita mejorar la economía industrial no solo personal sino de la provincia.

De alta importancia vital para combatir la contaminación de manera natural, la planta ideada por Walter Weber e impulsada por el Ministerio de Industria, busca producir un producto con demanda sostenida en todo el mundo.

Su producción permitirá multiplicar el valor de la producción forestal de Misiones. Mientras el valor de venta del pino para producir papel es claramente bajo, el que se logre al desarrollarse el carbón activado será considerablemente mayor, dado que es un producto de alta demanda internacional, y cuyos valores oscilan entre 1 y 10 dólares el kilo a granel de acuerdo las características y calidad que se obtenga.

En un mundo con altos niveles de contaminación, contar con un producto capaz de absorber las impurezas de diferentes elementos, desde el agua contaminada hasta el humo de las fábricas, es atender de las exigencias ambientales globales. “Misiones será la única Provincia del país en producir carbón activado de manera física y no química”.

El carbón activado se puede hacer a partir de distintos productos, como la cáscara de maní, arroz, cortezas de almendras, cáscara de coco, turba, petróleo, brea y polímeros, nueces o palmeras, pero uno de las mejores calidades se obtienen a partir de la madera de pino por sus características.

De la mano del emprendedor Walter Weber, empresario metalúrgico radicado en Oberá, el producto pretende incluirse en la matriz productiva de Misiones y desarrollar nuevos puestos de trabajo de calidad en una industria en constante crecimiento.

El carbón activado que se producirá en Misiones es requerido principalmente para la descontaminación cosmética, medicinal, vitivinícola y para eliminar el sabor a cloro del agua, entre muchos otros usos. Se trata de un producto de origen vegetal y tiene la propiedad de absorber gases, químicos, metales pesados, proteínas, desechos y toxinas, por lo que resulta ser muy importante para la desintoxicación. Se utiliza tanto para alimentos, bebidas, máscaras de gas, en la industria farmacéutica, aires acondicionados, filtros y potabilización de agua.

Punto de partida

La planta piloto, que se construye con el apoyo del Gobierno Provincial, a partir de la decisión del Gobernador Hugo Passalacqua, permitirá poner a punto los procesos de producción e ir ganando mercados. Como siguiente etapa, se podrá desarrollar una o varias plantas, las que absorberán madera en la zona en que se instalen.  
De hecho, esto debería generar una mejora sustancial en los valores que se pagan por la materia prima.

“Arrancamos con el proyecto hace seis años y ahora con el apoyo del Gobierno Provincial a través del Ministerio de Industria, podremos poner en marcha esta planta, en la que produciremos pero que a su vez pretendemos sea el prototipo de otras mayores en la Provincia”, señaló Weber.

En Argentina, por ejemplo, nadie produce carbón activado de manera física y el país importa unas 15 mil toneladas anuales. ““Nosotros podremos producir por unos 5 millones de dólares anuales con lo que estaríamos reemplazando gran parte de la importación”, desatacó Weber.

Las ventajas se multiplican por el efecto de derrame que conlleva la iniciativa. Para producir carbón activado la planta nutriría de madera implantada.

Para entender las posibilidades del proyecto, hay que resaltar que la demanda de carbón activado crece en torno al 10% anual, anclada en el sostenido crecimiento de la población y las crecientes demandas y los crecientes requisitos sanitarios y ambientales en el mundo”. El ministro de Industria, Ing. Luis Lichowski, destacó que en Misiones tenemos un potencial enorme ya que los pequeños colonos con entre cinco y diez hectáreas que hacen el raleo de sus pinos tendrían un interesante y sostenido mercado con la planta de carbón activado que se proyecta.

“El carbón activado es una de las claras oportunidades que tenemos de que nuestros colonos reciban más por su producción. Existen otras en que la posibilidad de industrializar posibilitará que queden en nuestra provincia más recursos. La industrialización del Ka´a He´ë es una de ellas. El Ministerio viene trabajando también en apoyo a una planta piloto que permitirá industrializar Stevia Rebaudiana, desarrollar productos finales y ganar mercados. Si bien hubo experiencias en la Provincia que no tuvieron el resultado esperado por diversas razones, se tienen hoy todos los elementos necesarios: el conocimiento sobre el desarrollo agrícola, el proceso de industrialización, se han desarrollado los equipos de industrialización, y los recursos humanos que poseen el conocimiento y la experiencia”, destacó Lichowski.
Paralelamente a la producción local de carbón activado impulsa una fábrica relacionada: filtros de agua domiciliarios. Cabe destacar que en el mercado pueden llegar a costar hasta seis mil pesos.

“Cada uno de esos filtros lleva un kilo de carbón activado que en granel cuesta menos de dos dólares”, simplifica Weber. Así las cosas, armar una fábrica de filtros a partir de la planta de carbón activado vuelve a abrir el panorama económico y laboral con perspectivas más que alentadoras.

La situación es tal que si hoy se comenzara a elaborar a la escala esperada, toda la producción estaría comprometida tanto dentro como fuera del país.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*