CON SELLO PROPIO, ENTREVISTAS,

Animal nocturno

Animal nocturno
Compartí este articulo:

Flavio Alejandro Bogado (52) se inició en el negocio de la música cuando era un adolescente  y musicalizaba las fiestas en la secundaria. Pasó por varias etapas como productor, dueño de disquería, sonidista, DJ, siempre apoyado en un mismo eje: la noche.

En la actualidad, esa pasión lo impulsó a apostar nuevamente por el espectáculo en Posadas pero esta vez como propietario de Umma , un lugar al que define como un “escenario”.

“Umma cumplirá un año justo cuando comience el mundial pero el proyecto tiene más tiempo. La idea es que se convierta en un escenario para Posadas”, cuenta Flavio.

“Este año, recién siento que el lugar se está asentando. Lo que hice fue tomar la oportunidad, acepté el desafío ante semejante estructura armada y le di mi mirada al proyecto”, relata. Por el escenario de Umma ya pasaron Las Pelotas, Dancing Mood, No te va a Gustar, La Zimbabwe; Los Huayra, Daniel Cardozo y Grupo Revelação, entre otros.

¿Por qué apostar hoy al espectáculo?

No es un momento fácil en términos económicos en la Argentina y la industria musical no escapa a esa realidad. Pretendo darle a Posadas un espacio con buena tecnología, buena técnica y shows. Entiendo que el momento económico que está viviendo el país no es fácil, pero los músicos también lo comprenden, entonces nos adaptamos. Algunas bandas vienen a taquilla, otras hacen varias  ciudades de la región y buscan  “veneu”, es decir  un lugar de encuentro o de eventos donde ya tienen armado todo. En Posadas hay un veneu que se llama Umma. Eso permite que los artistas lleguen a Posadas cobrando una entrada aceptable”, relata Flavio.

Para el empresario, el 2018 será un año para “asentarse” y “fortalecerse” como marca y a partir de allí probar nuevas ideas como presentar obras de teatro en Umma.  

“Tenemos la capacidad de 700 personas sentadas y más de 1.500 paradas”, afirma. Para avanzar habrá que ser creativos y aprovechar las oportunidades y por eso en junio ante la llegada del Mundial en Rusia, Umma invitará a las fans fest organizadas para seguir los partidos de la Selección Argentina.

“Es un proyecto muy grande, difícil, donde uno tiene que lidiar con vecinos, Municipalidad, Afip, con los menores que a veces intentan ingresar y la seguridad, con el público… Es tan cargado todo esto, que si no hay pasión no se aguanta. No es fácil ser un empresario de la noche porque permanentemente estamos atados a los riesgos”, concluye Flavio.

Y los riesgos aparecen constantemente, como en 2016 cuando Rombai llegó a Posadas y no colmó las expectativas. O cuando James Zabiela (referente de la música electrónica) no llegó a vender  1.500 entradas.

“En muchas oportunidades los espectáculos dieron pérdida, pero me gustaba esto de brindar nuevas cosas a la gente. Mi pasión es la música y la música es el puente para todo lo demás, por eso además de los espectáculos se armó la empresa de sonido e iluminación, y a partir de allí comienzan la fiesta retro, eventos de fin de año, las fiestas electrónicas y hoy 2M es un sello”, indicó.  

“Comienzo a traer bandas en 1986. Era chiquito, era arriesgado pero yo decía: Si la gente disfruta cuando escucha a (Andrés) Calamaro con Por Mirarte, qué bueno debe ser verlo en vivo o a Vilma Palma con La Pachanga, que era una revolución.  La música electrónica llegó después de vivir la Winter Music Conference en Estados Unidos. Allí me di cuenta de que el dance es el idioma universal, que no tiene techo porque se hace música con las máquinas y eso me llevó a tocar en  Creamfields en Buenos Aires”, cuenta Flavio.

“Creo que me voy a jubilar cuando no tenga esta pasión. Tengo la suerte de trabajar en lo que me hace feliz”, sostiene Flavio.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*