COLUMNISTAS, Ultimas Noticias

“Alternativa realidad”

Compartí este articulo en:

Desesperado por nuestra permanente mala estrategia de campaña, llamé a Mauricio a las 9 am de lunes. Ya estaba despierto y me dijo que vio una “peli” con Antonia hasta las 10, se fue a descansar y a la tarde, luego del almuerzo del domingo, había jugado al Paddle.

¿Qué pasa Montgomery?, me dijo el guía espiritual devenido en karma.

– Mauricio, en Córdoba la paliza fue mucho mayor de la esperada en todos los puntos de la provincia. En la capital Schiaretti superó el 50 por ciento de los votos y arrastró a la UCR en la capital cordobesa a una derrota histórica, desde el año 1973 que no se perdía ahí- le comenté al desconcertado.

¿Qué aapaaaaasó en Córdoba?, me preguntó.

– Pero Mauricioooo queridoooo, estamos perdiendo en todos los distritos donde hubo elecciones- solté con fuerzas y subiendo el tono de voz, ya casi caliente.

– Pará un poco -me dijo- que estoy comprando un tiempo compartido en Aruba para las vacaciones de julio. ¿Qué pasó en dónde? Si estamos creando empleos, miles de empleos, controlando la inflación y atrayendo una lluvia de inversiones. En mi gobierno el dólar no es un problema, mejoramos la economía argentina, hicimos cambios estructurales y sabemos, estamos convencidos, que este es el camino- esbozó como no entendiendo nada, o sea, fiel a su estilo.

Indudablemente su cabeza estaba en otro mundo. Así que hice como que no andaba el teléfono y colgué inmediatamente antes de pasar por maleducado.

Preocupado por la anterior conversa, insistí y lo llamé a Marcos Peña, que ni bien atendió me dijo: “Hola, es culpa de Frigerio”. Luego de ello, me reveló y sintetizó que “el problema de la Argentina era que no terminaba en la General Paz, había sido que era más grande la cosa. De lo contrario, podíamos decir que habíamos hecho en todo el país el metrobus, el soterramiento del tren Sarmiento, entre las miles de obras que hicimos en la ciudad de Buenos Aires”.

Le dije -Marquitos querido, la estrategia es una cagada- y el me respondió -sí, y para colmo la operaron a Mirtha, la concha de la lora!!!! Todo esto de la economía y el dólar es culpa de los Turkos, del boludo de Maduro y del inútil de Guaidos que no consigue que los Yankees invadan, del Brexit y de Messi que no llegó a la final de la Champions; y del pasado, del peronismo y de la herencia. Pero, fundamentalmente de ella que NO dice que va a ser candidata- recontra Plop, estoy solo y listo pensé.

Trate de hacerlo entrar en razones, que eso de culpar al pasado luego de tres años y medio de gestión ya nadie creía. De hecho -le dije- ni nuestros trolls nos creen, pero no hubo caso.

“Mauricio está con fuerzas”; “animémonos al cambio”; “este es el camino”; “estamos convencidos del plan sin plan” y un montón de enunciados de estrategia discursiva de permanente campaña continuaron en su monologa plática. Entonces, utilicé la misma estrategia que con Mauri y corte el teléfono, a la mierda…

Desesperado, ante la alarmante falta de baño de realidad reflexioné que el escapar de la realidad es uno de los mecanismos más usados por la mente para poder solventar cargas que en ese momento no se está preparado para enfrentar.

Pensé también en el autoengaño nacional. En esto sí que somos expertos, en engañarnos a nosotros mismos. En convencernos de cosas que no son, en insistir ver lo que no sucedió. Esto ocurre porque una emoción es tan fuerte, que puja al pensamiento a que vea las cosas de un despoblado modo. Si algo nos hizo sentir aborrecimiento, entonces esa emoción moldea todos los pensamientos para seguir sintiendo odio. Sabemos que la emoción en más fuerte que el pensamiento.

¿Qué pensarían ustedes -amigos y fieles lectores- de una persona que te dice que para el lunes te va a pagar una deuda? ¿O que se reunirá contigo ese día a las 2 y finalmente no cumple nada de lo que dice? Seguramente que es poco confiable. Una persona que no cumple lo que dice ante los demás, tampoco lo cumple para sí mismo, y si se propone algo seguramente no lo logra y sus palabras dejan de tener valor.

¿Qué cavilamos de alguien que maneja el liderazgo de un país, si no es capaz de cumplir lo que promete? Pues que no es confiable, ya que es alguien del que se puede esperar cualquier cosa, y nadie le hará caso o creerá, salvo que tenga intereses personales.

Esta situación es hoy la madre de nuestros problemas, nadie nos cree.

Una buena lección para todos, mis queridos amiges lectores: es peligroso reducir el ejercicio del poder a un “relato” o “cuento” o “verso” o a un “diario de Yrigoyen”.  Si el payaso “plin plin” se larga por la “alternativa federal”, gana galopando en octubre, pero el pez no aparece aún.

Bien lo dijo Schiaretti, este resultado de Córdoba no marca una tendencia a nivel nacional de cara a lo que viene. Pero bien también apuntaron los analistas políticos, el clima político está creado y es una realidad.

Como siempre amigos, del otro lado de la reja está la realidad, de este lado también está la realidad, lo único irreal es la reja…

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*