ENTREVISTAS, POLITICA, Ultimas Noticias

Alfredo Schiavoni: “En estos meses está cambiando un poco el humor social de la gente”

Alfredo Schiavoni: “En estos meses está cambiando un poco el humor social de la gente”
Compartí este articulo en:

Alfredo Schiavoni sabe le toca encabezar una campaña en momentos en que la situación económica genera un duro contrapeso. Pero no pierde el optimismo y asegura que es “fundamental” sumar votos para la continuidad de Mauricio Macri en un segundo mandato que no ponga freno a las “transformaciones” en marcha. Pero antes de pensar en el Congreso, debe superar las elecciones primarias del 11 de agosto, en las que Cambiemos es el único espacio en Misiones que dirime el orden de la lista en una pulseada entre el PRO, el radicalismo y Activar, el partido de Pedro Puerta. 

“Juntos por el cambio es el único que somete a, en este caso, tres listas de candidatos a Diputados nacionales, para que sea la decisión del soberano la que ordene esta lista. Quién va encabezar, quién irá segundo, tercero, etc. Los lugares se reparten por sistema D’Hont, en tanto y en cuanto las listas superen el 25% de los votos que coseche el espacio, ese el piso que está fijado para poder entrar en el reparto”, explica el delegado del ministerio del Interior en Misiones.

“Aunque vayamos a internas, creo que de alguna forma esto motoriza un poco más a la gente, que en general está un tanto apática, a participar en estas Paso. No olvidemos que en Misiones hace poco más de un mes votamos para quién queríamos que nos gobierne a nivel provincial, en cada municipio y los diputados provinciales. La gente, no digo que está saturada, pero ven un poco largo al año electoral”.

Me imagino el peso en tus hombros al ser candidato del Pro, porque no sos el candidato de cualquiera, sino sos del macrismo duro en Misiones…

Para algunos eso me otorga una ventaja. Escuché decir a un dirigente, por ahí, de otra lista, que yo corría con ventaja por ser delegado de Interior en nuestra provincia, que eso me daba más chance. Para otros es al revés. “Es pobre Alfredo, se come todos los ponchazos de la gente que está pichada con el gobierno nacional”. Qué se yo (Ríe).

¿Pero cómo encarás la campaña?

Mirá… A las patadas nunca me sacaron de ningún lugar.

O sea, te dejan entrar…

Pero sí!… Aparte yo soy un tipo nacido y criado en Misiones. También por mi actividad privada recorrí la provincia, conozco tipos que hoy por las casualidades de la vida les tocá ser intendentes, pero desde hace 20, 30 años los conozco, porque son madereros o fueron parte de la actividad. Un poco se da en nuestra provincia, porque es una provincia chica, nos conocemos todos. Y generacionalmente, más o menos somos los de mi generación los que estamos hoy en el rubro, así que el que por ahí no fue tu compañero de escuela, fue de fútbol, o tu rival, pero de algún lado lo conoces. No sé si es una ventaja o no, pero en estos meses está cambiando un poco el humor social de la gente, toda esa frustración que tenía por la situación económica, que no digo que sea floreciente, pero al ir bajando el índice de inflación, que si bien es cierto no es como lo que esperábamos, tiende a la baja de una forma sostenida…

¿Ese fue el talón de Aquiles del Gobierno, la inflación?

Es que los argentinos tenemos una pésima experiencia con la inflación. Los que peinamos canas, ya pasamos la hiperinflación, la inflación en el 2001 y bueno el que se quema con leche, ve la vaca y llora. Eso es algo que a la gente la frustra, y tenemos un profundo rechazo a los procesos inflacionarios. Supongo le ocurriría a cualquiera, pero particularmente a los argentinos que tuvimos experiencias tan traumáticas con el tema de la inflación… Como eso va cediendo paulatinamente, y el otro fantasma, que es la cotización del dólar, que en otros países no le dan tanta importancia como nosotros que estamos pendientes del dólar, a ver si metemos un plazo fijo o nos vamos al verde, por la misma situación de proteger el dinero, eso. Al estar más estable la divisa estadounidense, hace que cambie el humor social de la gente. Si bien muy tibiamente, empezaron a haber oportunidades de créditos para bienes durables, hay un plan específico para la adquisición de motos, hay descuentos para comprar autos, volvió el Ahora 12 y se están estudiando otras formas de financiamiento para dinamizar el consumo, eso le cambia el humor social a la gente.

Como representante del interior ¿ustedes se quejan, protestan ante el Presidente? ¿Cuentan lo que reciben en el recorrido casa a casa?

Mira, yo estoy hace muchos años, así que conozco a la mayor parte de los ministros y a los secretarios de Estado, sobre todo los que son del Pro. Por ahí a los de otro partido no los conozco tanto. Pero tengo toda la confianza del mundo para plantear mis reclamos, mis dudas sobre determinadas políticas públicas. Esas charlas se dan el marco de la absoluta confianza, y, también, nos pasó creo que a todos, yo más allá de ser delegado del Interior, soy presidente del Pro Misiones, entonces en el consejo nacional del Pro, cuando nos juntamos a todos nos costó digerir, por lo menos al principio, la política que implementó Mauricio de diálogo permanente con todos los gobernadores, sin ningún tipo de distinción. Es más, si alguien hizo distinción, fue algún gobernador con él, no él con los gobernadores. Cito dos casos concretos, el caso de Alicia Kirchner de Santa Cruz, y Alberto Rodriguez Saá de San Luis, con el resto de los gobernadores, el presidente Mauricio Macri, tuvo un diálogo directo y de confianza inclusive. Nosotros no entendíamos muy bien eso como dirigentes del Pro, y nos costó entender, que así como a nivel nacional lo eligieron a Mauricio para que sea presidente de todos los argentinos, tanto de los que lo votaron, como de los que no, acá en el ámbito provincial, los misioneros eligieron a Hugo Passalacqua para que gobierne, entonces, las políticas públicas se elaboran en consenso con la gobernación provincial y después, en mi caso como soy delegado del Interior, con los propios intendentes, avanzar con las cosas que se necesitan, no importa si es Juan o Pedro, de qué partido sea, el que está circunstancialmente administrando en los niveles del Estado. Porque también, siempre existe esa idea: “Esto está financiado por el Gobierno nacional, por más que se ejecute a través del Iprodha, de Vialidad provincial, de cualquier otro organismo”… y la gente no está pendiente de eso. A la gente no le importa eso, le interesa que le solucione, que le pongan el asfalto, la luz, no sabe de dónde viene la plata.

¿Qué se pone en juego en estas elecciones? El presidente dice el futuro de la democracia ¿algo más terrenal?

Yo creo que se pone en juego una forma de gobernar, por un lado, te hablo de las formas no del fondo, Mauricio tiene una forma, un estilo totalmente distinto, del que tenía Cristina y también Alberto. Hay personas que se encargan de decir lo que decía antes y dice ahora Alberto y eso ahora está quemado, te voy a decir.

Miguel Pichetto también hablaba mal de Macri…

Pero por supuesto, porque en la Argentina nadie resiste un archivo, eso pasa siempre. Más allá de eso, el estilo de Mauricio fue totalmente distinto al de Cristina. Después en las cuestiones conceptuales de fondo, muy marcadas, muy de fondo, como si querés relacionarte sólo con Venezuela, Irán y Cuba, o si querés elaborar convenios con países que te permiten acceso a otros mercados, de un poder adquisitivo alto, que te permiten posicionar productos de las economías regionales, hay conceptualmente diferencias muy profundas. Eso es en cuanto a las formas y al fondo lo que los argentinos vamos a elegir en octubre. Si la gente concurre a votar masivamente en estas Paso, que no suele ocurrir porque no es alto el índice de participación en las Paso, pero si llega a haber una concurrencia masiva, es probable que las elecciones se definan, para un lado o para otro, en la primera vuelta. Si el porcentaje de participación es alto, porque si vota el 60% no tiene validez.

¿Te preocupan estas derrotas que ha tenido Cambiemos en las elecciones provinciales?

No, para nada, eso obedece más que nada a fenómenos de tipo provincial, por supuesto que lo nacional influye. Me parecen dos cosas, que en muchos casos está relacionado a situaciones de índole provincial, local estrictamente. En otro, que la situación general de la economía del país y la sensación sobre todo del electorado en ese momento que se produjeron esas elecciones provinciales, no es la misma que ahora, y probablemente, no sea la misma que en octubre.

¿Crées que la economía va a ir mejorando paulatinamente?

Sí, así es.

Llegado al caso que llegues al parlamento, la Renovación ha instalado esta idea del misionerismo, quiero tu opinión, pero más allá de la cuestión política…

Me parece que la instauración del sello del misionerismo, por parte de la Renovación, es una estrategia que les viene saliendo bien. Pero la realidad es que misioneros somos todos. Tengo un profundo arraigo, por el lado de la familia, estamos hace varias generaciones, por el lado de la familia de mi madre, del lado Perié estamos en Misiones desde fines del siglo XIX, así que…

Misionero sos..

Tenemos unos cuantos parientes enterrados en el suelo de Misiones, varias generaciones, no sé por qué extraña razón, muchos se dedicaron a la política, de la familia. Así que esta estrategia de la Renovación de identificar al partido o al frente de la Renovador con el misionerismo, en mí caso no me afecta porque soy misionero. Voy a trabajar siempre por los intereses de mi provincia, lo hago actualmente, lo he hecho siempre, soy argentino, pero mi patria chica, mis afectos, e inclusive los pocos bienes materiales que tengo, están en suelo misionero. Así que siempre voy a tirar y a defender a mi provincia, que, por otro lado, siento un profundo orgullo de ser misionero.

¿Y esta idea de la compensación económica para Misiones que surgió ahora? Hay gente de tu partido que salió a rechazarla…

Hay dos problemas. El primero es que el Gobierno nacional a través de la historia se fue apropiando de la masa de recursos que le pertenecen a las provincias. La constitución del 94 estableció que del 100 de la producción primaria, es decir, que del 100% de los tributos nacionales más los derechos de aduana que tiene la Argentina, el 54% se reparte entre los 24 distritos y el 46% se lo queda el Gobierno nacional, para su funcionamiento y para financiar lo que hace el Gobierno nacional. Por diferentes motivos, y no quiero juzgar solamente el gobierno de Cristina que terminó repartiendo entre las provincias el 27 del 100% de la masa coparticipable. Ahora el presidente Macri le está devolviendo a las provincias 15 puntos de esa recaudación primaria que les corresponde genuinamente. Hay que llegar a que lo que dice la Constitución, que de los 100% el 54% se reparte. Después cómo se reparte entre las provincias, es otro análisis, que es el porcentaje de coparticipación que le cabe a cada provincia que viene desde hace muchísimo tiempo atrás, y que es una discusión que en la misma reforma Constitución del 94 se acordó que había que darla en los próximos dos años, que eso sería en 1996. Se fue pateando, es una discusión que prácticamente ningún dirigente político la quiere encarar, porque la coparticipación es una sábana corta, lo que le das a una provincia le estás sacando indefectiblemente a otra. Nadie quiere quedar mal con nadie. Sabemos del atraso de coparticipación, en el índice por cantidad de habitantes, de acuerdo a todos los parámetros que se toman, que tiene la provincia de Buenos Aires, pero darle más plata de la recaudación primaria a Buenos Aires implica sacar plata o a nosotros, o a alguien, que implica lío. Pero es una discusión que hay que darla, independientemente del partido. Nuestra provincia aparece como castigada con respecto a otros distritos del Nea, tenemos menos coparticipación per cápita que Formosa, Chaco o Corrientes, pero si vos analizas la posición relativa de Misiones con respecto al contexto nacional, no es tan mala. Nosotros tenemos un 3,7% de porcentaje de la masa coparticipable, y representamos el 2,5% de la población total. Después podemos discutir un rato largo cuánto aportamos en el producto bruto, y los otros parámetros que se toman. Si vos analizas aisladamente la situación de Misiones, en el contexto general no es mala, sí en el contexto del Nea, nuestras provincias vecinas reciben más recursos per cápita que Misiones. Hay que darla y establecer parámetros certeros y establecer algún mecanismo de ajuste automáticos de los índices coparticipables en función del crecimiento de los parámetros que se toman en cuenta, para no tener que estar discutiendo permanentemente.  Creció la población, más que a los otros, vas a recibir más que los otros, porque tiene que ver con la equidad de la distribución de los recursos. Pero quiero aclarar que son dos discusiones paralelas.

¿Para qué querés que te voten, para qué querés ir al Congreso?

La verdad es que, a esta altura de la vida, siento la madurez suficiente para representar a mi pueblo, el pueblo de Misiones en el Congreso de la Nación. Creo que tengo para aportar la experiencia de haber transitado la Legislatura provincial en primer término, la experiencia de ser funcionario nacional, de recorrer el territorio y por qué no, la experiencia de vida. A los 50 y pico de años, unas cuantas cosas se hizo, unas cuantas macanas también, tengo una vocación de servirle a mi país y a mi provincia, que fue lo que me impulsó a meterme en la política. Me parece que la provincia y el país necesitan esa mirada, de personas que tenemos trayectoria, pero también una trayectoria en la actividad privada, porque la gente que se dedicó solo a la política, que no digo que esté mal, pero es una visión mucho más sesgada que la de quienes desempeñamos la actividad económica, que sabemos que es un vencimiento, una quincena, hacer los aportes, llegar a tu casa sin un peso porque pagaste el personal. Esa mirada de los dos lados del mostrador, enriquece las discusiones en el Congreso, por eso quiero representar a mi provincia.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*