ECONOMIA, JUDICIALES

Cayó en Portugal el secuestrador más buscado de la Argentina

Cayó en Portugal el secuestrador más buscado de la Argentina
Compartí este articulo en:

Rodolfo José “El Ruso” Lohrmann fue finalmente detenido, tras 14 años permaneciendo prófugo de la Justicia. Lo detuvieron en Lisboa, Portugal. Está señalado como el líder de una peligrosa banda de secuestradores que operó en la Argentina, Paraguay y Brasil. Se lo definió como «el delincuente más buscado» y también como «el secuestrador más peligroso».

 

Los investigadores llegaron hasta Lohrmann luego de detectar que su cómplice, José Horacio Maidana, realizara giros de dinero hacia Argentina. Fue así que descubrieron que estaban en Portugal y alertaron a los agentes de Interpol de ese país.
Tras cometer un robo a mano armada en la ciudad de Aveiro, Maidana y Lohrmann intentaron engañar a los policías dando dos identidades falsas. Sin embargo, lograron identificarlos gracias a la información sobre sus huellas digitales.

En su ‘trayectoria’ como delincuente, se le contó media decena de identidades falsas; tantas como mitos alrededor de las veces que logró escapar de sus perseguidores. Aunque, en realidad, y por diversos hechos que mencionaremos en esta nota, había serias sospechas de que nadie lo buscaba.

Secuestrador, pirata del asfalto, ladrón de bancos y, sobre todo (desde ya hace 14 años), el prófugo número uno del país, son algunos de los motes de El Ruso. Está acusado, entre otras cosas, de secuestrar y matar al joven Cristian Schaerer en 2003 (por cuyo rescate se pagaron 240.000 dólares, pero nunca apareció).

En 2007, la Policía bonaerense lo había podido ubicar en un campo de Chascomús, pero, increíblemente, Lohrmann pudo escapar a caballo. Desde entonces, nada se sabía de “El Ruso”.

Antes, había sido detenido en marzo de 2002 en Posadas, Misiones, cuando junto a cuatro hombres de su banda se movía en un auto con pedido de secuestro. Por entonces, en Morón estaba siendo investigado por el secuestro de un remisero. Pero “El Ruso” recuperó rápidamente la libertad porque, según se dijo, nadie se dio cuenta de que era él.

Episodios como éste son los que sustentan las sospechas de que, al “hombre más buscado”, en realidad no lo busca nadie. O que, en todo caso, contaba con la protección de algunos policías.

Pese a su prontuario, Lohrmann –nacido en Concordia, Entre Ríos– pasó pocos años en prisión. Estuvo detenido brevemente a fines de los 80 por cuatrero, salió en libertad y cayó nuevamente en abril de 1995, acusado de robar el Banco Río de San Nicolás. En los cuatro años que siguieron pasó por los penales de Sierra Chica, San Nicolás y Olmos. Al recuperar su libertad, en febrero de 1999, empezó con el ‘negocio’ de los secuestros.  En la Argentina, además del de Schaerer, se le atribuyen –entre otros– el secuestro de Claudio Stefanich, por el que se cobró un rescate de unos 30.000 dólares en mayo de 2002.

En el extranjero le fue aún mejor. Siempre moviéndose en la zona de la Triple Frontera, comandó media docena de secuestros en el Paraguay, incluido el de Cecilia Cubas, la hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas, en 2004.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*