COLUMNISTAS, POLITICA

20 años…No es nada?

Compartí este articulo en:

Días pasados, en el marco de un torneo juvenil de futbol en el que acompañé al equipo donde juega mi hijo, en una localidad del interior de la provincia de Misiones tuve la oportunidad de vivir una experiencia digna de los años más oscuros de la historia  argentina.

Durante la única noche que pasamos en el lugar, decidimos con otro de los padres salir a caminar y comer algo; nos quedamos en un pequeño comercio donde nos atendió su dueña con gran cortesía. Luego de un buen rato de sobremesa ella se acerco a charlar con nosotros la improvisada reunión se extendió durante un par de horas y hablamos de todo tipo de cosas que pasaron por simples cuestiones culinarias, futbol y hasta de política (tres temas que a todxs nos apasionan); pero la atractiva tertulia empezó a tomar otro color cuando nuestra anfitriona –que por razones obvias no daré su identidad- nos relató que el intendente del pueblo está en su cargo desde hace 20 años, lo que provocó nuestra indignación aunque no nos sorprendió. Por supuesto que tanto mi amigo (Fede) como yo no ahorramos las críticas para con éste señor feudal ya que infringe explícitamente uno de los principios esenciales de la democracia: la Alternancia.

Hasta aquí este relato no tiene nada de extraordinario, la reunión parecía ser una mas de tantas que tendríamos en nuestras existencias, pero para nuestro asombro, en un momento se aproximaron tres policías a indagar quienes éramos y por qué motivos estábamos allí; ante mi consulta de las razones por las qué nos indagaban, la respuesta fue: que la propietaria del lugar les había llamado para que intercedan ya que nosotros estábamos provocando algún tipo de descalabro, lo que claramente faltaba a la verdad ya que la propietaria, como describí anteriormente, se encontraba sentada en la  mesa con nosotros desde hace largo rato. Luego de un intercambio de palabras –incluso con la dueña de casa- al quedar en evidencia que las razones verdaderas de su interés por Fede y por mi eran las críticas que realizamos al intendente, se retiraron, aunque se quedaron a unos 20 metros del lugar como esperando que nos fuéramos. Lo hicimos porque no queríamos que nuestra tan gentil anfitriona tuviera problemas posteriores (cosa que no sabremos a ciencia cierta si posteriormente los tuvo igualmente).

Fue una anécdota con final tranquilo pero no feliz ya que deja la certeza de que este tipo de políticas caudillistas, petulantes y autoritarias están muy lejos de pertenecer al pasado en nuestro país. Estos personajes se creen y actúan como si fueran los “dueños” de los pueblos que “gestionan”. Persiguen a propios y extraños con el solo objetivo de mantenerse como amos y señores durante el tiempo que ellos dispongan.

Sin duda todo esto sucede porque nuestra precaria ley electoral se los permite, es increíble que en Argentina hayan cargos electivos ilimitados como el caso de los intendentes, diputados o concejales en muchas provincias. Misiones es una de ellas y acá la situación se agrava porque somos atravesados por la nefasta “Ley de Lemas”, el sistema más putrefacto de todos. A poco menos de tres meses de las elecciones provinciales (2 de Junio) la posibilidad de una Reforma en el sistema político electoral es francamente imposible por lo tanto personajes como el Intendente Ríos podrán seguir perpetuándose en su cargo apoyados por la engañosa Legislación provincial que termina consagrando a quienes tienen el monopolio de las estructuras del Estado y lo más triste es que en la oposición política misionera son muy pocos los actores que desean emprender una Reforma seria que permita brindar transparencia a la decisión del soberano. Una transformación que contenga reglas claras y garantice equidad a todos los partidos y agrupaciones políticas. Que adopte el sistema de Boleta Única de Papel, probado como el más confiable del mundo y que en Argentina disfrutamos de los exitosos casos de Santa Fe (primera provincia en utilizarlo) y Córdoba, con una distribución de la  pauta publicitaria igualitaria, que certifique la representatividad según la población censada y que respete las bancas de las  minorías.

Estas son solo algunos de los puntos que debería contener la mencionada Reforma Política y electoral integral y que tanto la Renovación como Cambiemos no están interesados en implementar ya que les conviene a ambas fuerzas oficialistas mantener en sus puestos a intendentes como Ríos y tantos otros de manera casi eterna para poder ellos también continuar impunemente dándole la espalda al pueblo y asegurándose su pequeño retazo de Poder personalista y lóbrego…

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*